Crítica cine: Creep (2014)

creep-2015

Un joven responde a un aviso para un trabajo donde debe filmar por un día entero a un hombre que no es lo que inicialmente parece ser.

Dirigida por: Patrick Brice.

Protagonizada por: Patrick Brice, Mark Duplass.

País: Estados Unidos.

Género: Suspenso, horror.

Duración: 82 minutos.

Todos saben que tengo cierta inmunidad ante los efectos que puede generar una película de horror. He visto tantas cosas que el shock no es habitual y la incomodidad se logra solo algunas veces. Mi escepticismo es triste. Es por esto que adoro las sorpresas. Creep es de esas que te agarran desprevenido y arremeten en contra de tus sentidos. Muchos no lo admitirán. Mi querida Apes aseguraba que la película no daba miedo y se aterrorizaba cuando existía la posibilidad de quedarse sola en la oscuridad; yo veía sombras en la ventana antes de quedarme dormido. Al siguiente día, ambos hablábamos todavía de la experiencia. Es esto lo que una película de horror debería lograr.

No voy a decir de qué va Creep. No pienso revelar la clave de lo que es una buena experiencia. Solamente voy a decir que se trata de un joven que decide responder a un aviso de Craigslist en el que debe filmar a un hombre por un día. Dicho hombre está sufriendo de una enfermedad terminal y decide hacer un diario para su hijo que no ha nacido. Decir que el comportamiento de este hombre es extraño es decir poco. Hasta acá llego.

¿Qué hace que una película de horror funcione? ¿Cuál es el elemento primordial que debe estar presente para que podamos considerarla una película efectiva? ¿Qué es lo que hace que tengamos miedo esa noche después de verla? Pocas respuestas para dichas preguntas que conforman la fórmula secreta que pocos cineastas parecen tener. Hoy en día, hacer una película que asuste es sumamente difícil. Creep es un logro por su dependencia de lo natural y la independencia con la que se realiza. Para fanáticos del género, Creep es una película esencial porque cuenta con ese matiz necesario y pocas veces reproducido: algunas películas de horror asustan porque retratan situaciones factibles. Es obvio que muchos empezarán a cuestionar las acciones de ciertos personajes y es acá donde la práctica de observación de una muestra se convierte en una disputa por la inteligencia de personajes ficticios (lo cual es tan nauseabundo como innecesario).

Brice y Duplass creen en la simpleza de una situación admisible como real y la explotan desde el punto de vista primitivo del ser humano. En Creep no hay un exhaustivo análisis de personajes porque claramente no hace falta. Los entendemos por la situación en la que están. No se les cuestiona lo que hacen porque nos parece natural y probable. Esta es la otra razón por la cual la película funciona en un contexto de “género”; el horror se siente más cuando la situación “podría” ocurrir. Y si no lo creen así, les pregunto si después de ver Creep respondería a un aviso parecido sin pensarlo dos veces.

En párrafos anteriores decía que hacer una película de horror efectiva hoy en día era muy difícil. Hacer que se exhiba es mucho más difícil, sobre todo si no se cuenta con los recursos que aseguran el éxito. Creep está hecha por dos personas (sin contar el equipo de producción) que tuvieron una idea y decidieron explotarla. Lamentablemente no se exhibirá en cines y lograr verla será un desafío para algunos. Pero les garantizo que valdrá la pena. Creep representa 82 minutos de sangre helada, pelos de punta y lo perturbador de una situación pavorosamente posible.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: