Crítica cine: S&Man (2006)

sman

Cuando un director de cine asiste a una convención de películas de horror, encuentra un mundo fascinante en un subgénero de horror que no todo el mundo conoce.

Dirigida por: J. T. Petty.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 84 minutos.

El género documental es en pocas ocasiones cuestionado porque la forma de contar la historia carece de credibilidad y los hechos nos parecen incompletos. Pero esto casi nunca ocurre hoy en día. Los cineastas son expertos en conseguir el material que quieren para hacer buenos documentales. Pero el primer paso a la hora de investigar es estar seguros de la historia que se quiere contar. Eso podría generar varias preguntas: ¿Realmente vale la pena contar la historia? ¿Hasta donde somos capaces de llegar para lograr que la audiencia entienda y absorba la información?

S&Man es un documental extraño. En él se muestra lo que se esconde detrás de un tipo de cine que no es conocido por casi nadie y sin embargo se lleva a cabo en una industria bastante productiva. Este subgénero es el cine de horror underground que en ocasiones se ha malinterpretado como cine snuff (ese cine en el que supuestamente la gente se lastima de verdad y donde a la gente la asesinan de verdad). El director de este documental encuentra a estos cineastas y hace un documental sobre ellos y lo que les motiva. Uno de ellos puede representar el ir demasiado lejos para encontrar la verdad.

Ojalá.

Este pseudo-documental es una oportunidad apropiada para explicar lo que es un cineasta desesperado por la atención. En mi caso, me siento traicionado por haber creído. Sí, es posible que todo haya sido hecho con esa intención. Sí, es posible que haya creído estar en presencia de una película snuff y definitivamente no es así. Pero el documental siempre debería conservar la materia de realista como principal escenario. Si se desea dramatizar una posible desviación, entonces ¿para qué realizar un documental? Cuando la película termine se darán cuenta a lo que me refiero. No todo lo que ocurre en S&Man es real y si no saben lo que es, abran su  mente, salgan de la cápsula de fascinación y el morbo y ahí se enterarán.

Pero no deja de ser impactante este mundo que J. T. Petty descubre y nos muestra. Es fascinante saber que hay personas que están dispuestas a hacer este tipo de películas y uno no puede evitar preguntarse sobre quienes adquieren este tipo de películas. Es acá donde la película gana esa fuerza necesaria para mantenerla hasta el final. Si bien, esa historia paralela es bastante atractiva, la realidad es que estos cineastas hacen convenciones y hay gente que compra esas películas. Esto resulta increíble cuando sabemos que tipos de películas son. Insisto, no es snuff. Es algo parecido: desde sangre real hasta vómitos, desde torturas hasta violaciones simuladas. Esto es el cine de horror underground.

No soy nadie para decir qué es arte y qué no. Hay quien puede describir a este tipo de películas como arte y hay quien las descarta de inmediato porque no suponen ningún tipo de historia y dramatización. Yo mismo he visto este tipo de películas y no le vi ningún sentido. Pero no creo que las vea otra vez. Lograr ese efecto en mí es bastante difícil. Y este documental me sirvió para ver a quienes hacen un tipo de cine que me disgusta por las razones “correctas”. Mi experiencia no fue la mejor por ese increíble personaje que resultó ser ficticio. Pero es lo que describiría como un mal necesario para poder conocer este fascinante submundo del horror underground.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: