Crítica cine: Deadpool (2016)

431-film-page-large

Un mercenario con cáncer es convertido en mutante y desea vengarse de quien lo convirtió en un monstruo en ese proceso.

Dirigida por: Tim Miller.

Protagonizada por: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein, T. J. Miller, Gina Carano, Brianna Hildebrand, Stefan Kapičić, Andre Tricoteux, T. J. Storm, Leslie Uggams, Jed Rees,  Karan Soni.

Género: Acción.

País: Estados Unidos.

Duración: 129 minutos.

Si tan solo todas las películas de cómics pudiesen ser así.

Es una frase que no suelo decir porque honestamente no soy de los que alaban este tipo de películas. Si especificamos y nos referimos a Marvel, todo el mundo sabe que no siento mucho aprecio por esta casa (prefiero mil veces a DC Comics). La razón es que me cansa ver siempre lo mismo. Me cansa la sobre explotacion que sufrieron los Avengers sin ningun tipo de sentido. Pero afortunadamente existen películas como Deadpool. Si tan solo todas las peliculas de Marvel pudieran ser así.

La irreverente Deadpool va sobre un mercenario que un día es diagnosticado con cáncer y decide intentar lo que podría ser su única oportunidad de salvarse. Este “tratamiento” lo deja desfigurado y lo somete a ser parte del grupo de criaturas que solo pueden salir a la luz de la luna. Decide vengarse de quien lo ha dejado así. Pero no será tan fácil cuando el némesis declarado utilice contra él aquello que todavía le duele: su hermosa prometida que no sabe que ocurrió con el hombre que siempre la protegió.

Esta ultima entrega de Marvel genera esperanza nuevamente en este subgénero de superhéroes porque nos da el primer vistazo de lo que debería ser un superhéroe sin reglas (no entiendo a los que las tienen y se siguen saliendo con las suyas al destruir ciudades enteras y todavía ser los “buenos”). Lo mejor es que dicha falta de reglas rompe el esquema que se respeta en el 99% de las películas. Y no sólo hablo de cuando nuestro querido Deadpool le habla a la audiencia. Hablo del espíritu de la película que se demuestra en los primeros 30 segundos y genera la primera carcajada, hasta un final típico de Marvel que no aporta absolutamente nada al universo creado por Stan Lee (si, hablo de la escena post créditos). Deadpool como pelicula se burla de sus pares, de quienes trabajan en ella y hasta de la audiencia. Esta falta de respeto es dorada en tiempos como los actuales. A veces esto es lo que necesitamos.

No voy a escribir sobre las dotes de un director como el que hizo Deadpool porque realmente no se necesita tanto talento para hacer una película como esta. A veces solo hace falta tener la suficiente confianza como para hacerla y creer en el producto final. A veces la confianza es mejor que el talento. Si no lo creen,  analicen el exito que tuvo Deadpool; es una de las pocas que se ha atrevido a ser diferente (Guardians of the Galaxy también) y la razón por la cual es diferente no tiene mucho que ver con el personaje en sí. Pudo haber sido adaptado de otra forma, pudo haber tenido menos dosis de sarcasmo y haberse rendido ante las necesidades de la industria por lograr una censura aceptable, generando más dinero. Pero no. Deadpool es todo lo que la industria odia y curiosamente es una película que nos hace creer nuevamente en ese subgénero que nunca parece cambiar.

Deadpool se desvanecerá en el tiempo como el resto de las demás. Muchos seguirán recordando las que últimamente han mezclado a muchos superhéroes en una sola entrega. Pero créanme cuando les digo que esta es mucho más relevante que cualquier otra..

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: