Crítica cine: Suicide Squad (2016)

poster-suicide-squad

Un grupo de villanos es liberado para luchar contra la amenaza que podría acabar con el mundo. Como siempre.

Dirigida por: David Ayer.

Protagonizada por: Margot Robbie, Will Smith, Jared Leto, Joel Kinnaman, Viola Davis, Jai Coutney, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jay Hernandez, Cara Delevingne, Karen Fukuhara, Ike Barinholtz, Scott Eastwood, Adam Beach, Ben Affleck, Ezra Miller.

País: Estados Unidos.

Género: Acción.

Duración: 123 minutos.

Si hay algo que me gusta pensar a la hora de pensar en súper héroes es que todos provienen del mismo sitio. Todos fueron humanos en algún momento y todos han sido transformados para formar parte de esa clase especial que sirve para defender a la humanidad, a sus “iguales”. Creo que es necesario que hoy en día les demos esa cualidad a quienes suelen ser seres unidimensionales. Es la única forma de salirse de lo habitual y así poder diferenciar una película de otra. Lamentablemente es un tipo de cine de fórmula que no suele ser variante. Entonces ¿qué nos queda? Actuar. Esto no se puede hacer en algunas ocasiones, mucho menos en aquellas propuestas poco serias (que no necesariamente son malas películas). Pero sí es algo que suelo hacer. El ejemplo más claro sigue siendo el Batman de Nolan, en el cual el personaje requiere de un análisis fascinante.

A la hora de hacerlo con los villanos, la cosa se pone más difícil pero quizás es más divertida esta actividad. Estos personajes que amamos odiar suelen despertar lo peor en nosotros pero nos encantan. Siguen siendo humanos pero tienen motivaciones diferentes. Este “estudio” comparativo es la razón por la cual una película protagonizada por villanos era una idea excelente. No se entiende cómo nadie lo pensó antes (me refiero a la ejecución; la idea es antigua). Lo que tampoco se entiende es cómo una idea se puede llevar a cabo de una forma tan superficial como se hizo en Suicide Squad, la entrega que prometía cambiar el juego de DC. Esta es una de esas películas que sonaba mejor en un guion. Esta vez el estudio del personaje y su humanidad quedaron como una práctica imposible porque simplemente no vale la pena.

Suicide Squad sigue los pasos inmediatos de la última película de DC. El gobierno de EEUU está intentando evitar otra invasión y otra destrucción masiva. Necesitan cuidarse y tienen una “grandiosa” idea. Formar un escuadrón de villanos que puedan trabajar para ellos y así reducir sus sentencias. El resultado es que se unen los desalmados para poder luchar contra una amenaza extraordinaria que viene en forma de un fantasma/dios que tiene mejores ideas de las que realmente usa. Por supuesto que las cosas no salen bien con estos villanos sueltos.

Leo lo último y pareciera que estoy leyendo un resumen de una comedia. Pero Suicide Squad podía haber sido mucho más que una película de acción olvidable. Podía haber sido esa gran oportunidad de conocer a personajes para luego “utilizarlos” como suele pasar con estas franquicias (por eso su primer acto es rescatable). Pero el director se enfoca demasiado en seguir la pauta indicada y destruye cualquier posibilidad de hacer una película original.

Insisto en lo unidimensional de los personajes de Suicide Squad y su incapacidad de hacernos pasar un buen rato por lo menos. Con la excepción de Margot Robbie y su parcial interpretación (creo que le faltó mucho más), el resto del escuadrón solo sirve de relleno en una historia poco interesante y que cae en la inaceptable práctica de ser un ladrillo más del universo de DC en el formato cinematográfico. Todos parecieran estar ahí para cumplir con un corto contrato y no para figurar en una película. Me gustaría pensara que alguno toma la batuta y dirige lo que podría haber sido una buena sinfonía, pero lamentablemente no ocurre. Suicide Squad sufre del síndrome del guion descuartizado y la edición insensible (¿por qué pareciera que DC no tiene editores profesionales?).

Otra más de súper héroes que confirma lo que vengo diciendo desde hace tiempo: el tipo de cine donde aparecen aquellos que deben defendernos de las amenazas se vuelve cada vez menos serio y si bien cada vez son más “humanos”, no confiaría en ellos de ninguna manera. Claro, hay excepciones.

Calificación: *1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: