Crítica cine: Don’t Breathe (2016)

dont-breathe-poster

Un trío de ladrones principiantes deciden robar la casa de alguien con quien nadie se debería meter.

Dirigida por: Fede Alvarez.

Protagonizada por: Jane Levy, Stephen Lang, Dylan Minnette, Daniel Zovatto, Franciska Törőcsik, Emma Bercovici, Christian Zagia, Katia Bokor, Sergej Onopko.

País: Estados Unidos.

Género: Suspenso, thriller.

Duración: 88 minutos.

Muchas veces me pregunto qué tipo de películas haría Hitchcock si estuviera vivo hoy en día. Pero de algo estoy seguro: El maestro del suspenso, al que le costaba adaptarse a cuanta barrera existiera, sería el chico de malo de Hollywood. Hoy en día solo podemos recurrir a su legado y a quienes se atreven a aplicar la técnica tan difícil que el maestro diseñó. Esa frase de “manipular a la audiencia como si fuera un piano” debería ser el método utilizado al crear un thriller y muchos ni se arriesgan y solo siguen el patrón que se mantiene dentro de los límites.

Y también tenemos a cineastas como Fede Alvarez, quienes buscan utilizar al cine como un método de comunicación invasivo. Alvarez con Evil Dead creó el remake más desafiante del horror y fue castigado por la inclemente industria que todo lo critica. Pero el director fue más valiente y siguió los pasos hacia lo complejo del cine de Hollywood del año 2016: ¿cómo hacer una película distinta de uno de los géneros más repetidos y no morir en el intento? El resultado es una extraordinaria experiencia en thriller: Don’t Breathe es una de las mejores películas del año y nadie puede decir lo contrario. Hitchcock hubiese estado más que orgulloso.

No voy a relatar media película. Me limito a describir con unas pocas palabras de qué va Don’t Breathe. Un trío de ladrones realizan robos a casas desde un perfil bastante bajo. Son tan inexpertos que ni siquiera se atreven a robar dinero. Pero un día llega una gran oportunidad, con la que podrán resolver sus vidas por completo. Pero esta casa es la equivocada. Este robo no será como cualquier otro.

La importancia de una película como Don’t Breathe está en su integridad como una propuesta sumamente profesional y enmarcada en un género que muchos catalogan de cansado y poco fructífero. Esta película podría ser etiquetada como una de “invasión del hogar” y es que en realidad así empieza la película. Pero poco a poco se convierte en un tenebroso experimento de personajes. Los malos se convierten en buenos y los buenos en malos. Y ni siquiera hablo de la motivación del momento. Hablo de una historia pasada que no necesita ser contada para que Don’t Breathe impacte y justifique los actos horribles de aquellos que parecen ser vulnerables ante la situación. En ocasiones hasta aplaudimos a la víctima que se defiende y después nos avergonzamos al notar que no todo era como creíamos. Este guion complejo está perfectamente planificado y ejecutado.

Fede Alvarez es un director con talento natural. El uso del ambiente para jugar con los sentidos es una herramienta bien dosificada. Los jump scares son escasos. Pero el silencio incómodo abunda. Alvarez confía plenamente en el miedo natural para lograr una puesta en escena agresiva pero precisa. Todo conlleva a una ambientación sensible que es la verdadera esencia de la película (todo tiene que ver con un villano y su punto débil). Esta es una película que funciona mucho mejor en el cine que en casa. Por favor no esperen.

Como dije arriba, Don’t Breathe apunta con precisión al homenaje sin necesidad de ridiculizar la película ni desviar fuerza del guion. Tributos a Spielberg (el plano de Jaws), a King (un perro afuera del vehículo nos hace recordar a Cujo), y a Hitchcock en la fortaleza de una contraparte sencillamente espectacular. Alvarez utiliza la película como una especie de desahogo  para contar todo aquello que le llevó a ese preciado lugar en el que está hoy. Este es uno de los que llegará lejos.

Calificación: ****

Un trailer

Comments

  1. Ves cómo te digo que el mundo está de cabeza, Federico?
    Como te conté, acabo de ver esta película porque todo mundo dice que es lo máximo pero… tiene un pequeño gran defecto y como no es de terror sino un thriller por lo que acá si vale el uso de la lógica.
    Ojo, esto lo pongo para que quien lea no le haga mucho caso a Federico y es que esta la tiene con 4 asteriscos de calificación mientras a Lovelly Molly la tiene con 2 😮 y lo digo por esto, no solo porque ande de latoso:
    Esta película va rápido y bueno, digamos que en ese momento pues dices “ok , es cierto, son raterillos y no necesito saber más de su vida”, de tal forma que nos podemos permitir dichas velocidad pero – el gran pero – es que como viene rápida y rápida se va solucionando , pues de igual manera rápido uno se empieza a sentir incomodo cuando el director “simula” una oscuridad total con un filtro (o no sé qué sea) que hace que todo se vea gris y eso es incómodo porque pudo haber usado otros medios, quizás fusilarse la escena de la oficial Clarice Sterling en el Silencio de los Inocentes donde mata a Buffalo Bill y donde se hace un uso “lógico” de un aparato de visión nocturna con los resultados ya conocidos, de tal forma que en esta película se pierde gran parte de lógica y misterio porque simplemente se necesita una mayor oscuridad ya que se supone que un hecho importante es que la supuesta víctima es ciega.
    En fin, por algo los críticos son críticos y los que vemos las películas somos los que pagamos además Jonathan Demme es Jonathan Demme y Fede Álvarez es Fede Álvarez y entonces ahí está la respuesta del porque no sirve esta peli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: