Crítica cine: Hacksaw Ridge (2016)

hacksaw0001

La increíble historia del soldado pacifista que fue a la guerra con un solo objetivo: salvar a sus compañeros.

Dirigida por: Mel Gibson.

Protagonizada por: Andrew Garfield, Vince Vaughn, Sam Worthington, Luke Bracey, Hugo Weaving, Ryan Corr, Teresa Palmer, Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Luke Pegler, Richard Pyros, Ben Mingay, Firass Dirani, Damien Thomlinson, Robert Morgan, Nathaniel Buzolic.

País: Estados Unidos, Australia.

Género: Drama, bélica.

Duración: 139 minutos.

Para la época en la que vivimos, y después de cientos de propuestas, las películas de guerra no tienen mucha oportunidad de ser tan diferentes a lo que estamos acostumbrados. Salvo que sean historias no contadas, no corremos al cine a verlas. Parece que el género bélico pierde fuerza y solo permite ser adaptado cuando se trata de héroes desconocidos. En el caso de Hacksaw Ridge estamos ante la historia de un soldado que rompió algunas reglas y terminó siendo un héroe sin disparar un arma. En tiempos de pacifismo y cambio de mentalidad, la historia de este hombre se celebra. Pero Hacksaw Ridge es eso y otra cosa más: Es una oportunidad para presentarnos a alguien que no conocemos y también es una película dirigida por Mel Gibson que muestra los horrores de la guerra. Una de esas cosas se logra y la otra es una oportunidad repetida y que no aporta nada a nuestra percepción de un hecho tan desagradable como la guerra.

Hacksaw Ridge cuenta la historia de un chico que desea luchar por la soberanía de su país. Viene de un hogar problemático y su conocimiento del mundo se limita a su propia curiosidad. Es ingenuo pero inocente. Se enamora de una bella enfermera pero eso no le hace cambiar de opinión en cuanto a lo que quiere hacer. Parte a la guerra y cuando empieza a entrenarse, fija su posición. No quiere tener un arma. No quiere ni siquiera agarrarla. Su lucha va a ser basada en la ayuda de sus compañeros porque quiere ser médico de guerra. Su aceptación será una prueba dura que no todos aceptarán.

La película de guerra más simple que puedan imaginar, Hacksaw Ridge, cuenta la historia audaz de alguien que quiso cambiar su mundo y lo logró. Mel Gibson se pone en la silla del director y nos da su versión de los hechos sin tener escrúpulos a la hora de adaptar escenas de batalla. Nuevamente somos sometidos a sangre, tripas y muertes horribles con ningún objetivo claro. La historia y su importancia son bastante claras  y Gibson prefiere enfocar otra cosa.

Siempre me gusta catalogar estas películas como adaptaciones supuestas porque nunca en realidad sabremos que ocurrió. Hacksaw Ridge está basada en testimonios que no dudo que hayan sido corroborados, pero nuevamente se glorifica lo que no puede ser glorificado: la guerra y la victoria. Este cambio rotundo (sí, es una película que durante su primera hora no nos lleva a la guerra) lastima un poco el objetivo de poner como emblema a su personaje principal pacifista. Gibson en la silla del director no hace ningún cambio en la estrategia para maximizar el hecho más importante de la película que es la conservación de los principios de alguien que piensa diferente. En cambio lo tira al campo de guerra y tenemos que ver cómo actúa en su agonía de salvar. Me pregunto qué ocurre con las historias de aquellos soldados que también fueron médicos, no tuvieron que disparar nunca y sus historias nunca han sido adaptadas.

No digo que Hacksaw Ridge sea una película innecesaria. Es solo que algunos hechos son más importantes que otros (sobre todo que pueden amplificar el tono de paz que la película quiere acarrear) y Gibson decide filmar los menos importantes pero más crudos. Hacksaw Ridge es prueba de que Gibson puede dirigir una película de guerra en el 2016 y mostrar los detalles más horribles de las batallas. Lástima que la atención no fue totalmente dedicada a la parte de la vida del soldado en la que se mantuvo firme ante la presión de quienes casi le obligaban a agarrar un arma. Hubiese sido una película mucho más interesante.

Calificación: **1/2

Un trailer

Comments

  1. En cuanto que vi el trailer de esta película, descarté por completo verla en las proximas semanas. Después de leer tu crítica quizás nunca la vea.
    El cine norteamericano cansa un poco con sus plásticos héroes de guerra

    • Federico Furzan says:

      Créeme que no es plástico esta vez. Lo que pasa esta vez es que hay una dirección cuestionable del guion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: