Crítica cine: Empire Records (1995)

empire-records-poster-empire-records-38528440-950-1409

Los 90. Una tienda de discos. Jóvenes sin reglas. Sí, por favor.

Dirigida por: Allan Moyle.

Protagonizada por: Anthony LaPaglia, Liv Tyler, Renée Zellweger, Rory Cochrane, Johnny Whitworth, Robin Tunney, Ethan Embry, Coyote Shivers, James ‘Kimo’ Wills, Brendan Sexton III, Maxwell Caulfield, Debi Mazar, Ben Bode.

País: Estados Unidos.

Género: Comedia.

Duración: 90 minutos.

Las películas que conforman placeres culposos son aquellas que deseamos ver siempre y nunca  nos cansaremos de hacerlo. Así pase un año o diez, estaremos dispuestos a revisitar a sus personajes, asustarnos con los mismos monstruos o reírnos de las mismas broma de siempre. En mi caso ya no son tan culposos como antes. Ahora son más elementos que culpo por mi crecimiento y madurez anormal que me caracterizan. En el caso de Empire Records, recuerdo una linda época en la que, junto a mi cinéfila hermana, veíamos cualquier estupidez que se nos ocurriera si tan solo hacía mención o referencia a la generación podrida de la que formamos parte. El amor, la rebeldía adolescente, la música que nos pertenecía, todo es un tema en Empire, la tienda de discos en la que todo puede pasar.

Ambientada en los años 90, la película cuenta la historia de un grupo de mal portados que trabajan en una tienda de discos que no está atada a las reglas de las grandes tiendas de discos que se reproducen como hormigas. Ponen la música que quieran, se viste como quieran y hasta contratan a quien quieran. Pero un día parece que todo se acabó para Empire: su dueño ha decidido vender la tienda y adaptarse a los estándares de una franquicia. Uno de los empleados toma la decisión de apostar todo el dinero de ventas y tratar de salvar el futuro de la tienda. Pero lo pierde y el fin de la tienda se acelera en un día especial: ese día tendrán un invitado especial que no corresponde al aura de Empire. El miedo de perderlo todo, una visita poco deseada y las circunstancias atípicas de un día lleno de música, obligarán a los empleados a tratar de sobrevivir al día más difícil de sus ruidosas vidas.

Un desorden de película, con actores desconocidos y con poca experiencia, y con un guion poco relevante, Empire Records es exactamente lo que tiene que ser. Una propuesta honesta sobre la locura que todos experimentamos a una cierta edad, y los amigos que nos permiten sobrellevar los problemas que tenemos. Tampoco es una película profunda a lo Linklater. Empire Records es casi musical en su estructura poco coherente. Por medio del uso de un soundtrack nos ambientamos en los diversos infiernos que cada joven vive. El suicidio, los desórdenes alimenticios, las drogas y la delincuencia, son temas recurrentes en la película que se aleja totalmente de su capacidad de ser un sitcom largo. No es una película que enseña. Es una película con la que todos nos identificamos para aprender.

Hoy en día veo Empire Records con mi compañera en crimen y vida y nos vemos a la cara y deseamos haber trabajado en esa linda tienda. Desde pequeños queremos ser algunos súper héroes y luchar contra el crimen. En mi caso, me encantaría haber trabajado en Empire Records y tener amigos como esos. Placer culposo o no, Empire Records es una película imperfecta que refleja de forma apropiada lo que es ser joven problemática en los 90, algo que pocas películas supieron hacer. Pero no voy a profundizar más. Empire Records es tan tonta como relevante para todos los que vivimos la época. Es solo que sabe cómo ser tonta sin llegar a una teen movie.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: