Crítica cine: Buzzard (2014)

Un extraño filme sobre un joven fracasado que empieza a sufrir paranoia porque cree que lo están persiguiendo.

Dirigida por: Joel Potrykus.

Protagonizada por: Joshua Burge, Joel Potrykus, Jason Roth, Teri Ann Nelson, Joe Anderson, Alan LongstreetScott Baisden, Michael Cunningham, Crystal Hilliard, Katie Call.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 97 minutos.

Todos hemos tenido un momento en el que deseamos mandar todo a la mierda. No hay otra forma de decirlo. Todos pasamos por una etapa en la que las obligaciones y rutinas no parecían tan necesarias y teníamos necesidad de despertar de la pesadilla que supone vivir bajo un sistema social en el que seguir los pasos habituales es señal de “estar bien”. Pero también todos tuvimos ese momento de “pensémoslo bien”. La conclusión es una risa nerviosa que queda después de la reflexión.

Buzzard es una película que se alimenta de una perfecta suposición en la que un don nadie manda todo a la mierda y no tiene escrúpulos a la hora de simplificar todo aquello que pudiera ser relevante. Esta especie de escape indie de la realidad que nos azota es una deliciosa hipótesis que se vuelve peligrosa después de que los esquemas se rompen con violencia. Al principio, Buzzard es una sátira sobre lo mundano, pero luego de un desarrollo anormal nos lleva por el camino indecente de lo prohibido. Y no hablo de algún atributo pornográfico, o ultra violento. Hablo del arrebato de lo normal.

Un joven vive bajo sus propias reglas. Sus días los pasa entre la estafa de cheques de dos dígitos, el amor por las películas de horror, el heavy metal, y los videojuegos vintage. Este vago de características reconocibles no tiene ninguna razón para seguir luchando en una sociedad que lo desea dominar y contra la cual pelea sempre. Su único logro está en la construcción de un guante que mezcla la tecnología de un power glove de Nintendo con las garras de Freddy Krueger. De hecho, cuando el joven huye de casa, lo único que lleva con recelo es el guante. Todo apunta a que está preparando algo porque cree que algo lo persigue.

Admito que fui engañado por Buzzard y la aparente explosión en forma de giro. Mucho de lo que pensé que ocurriría no ocurre, y mucho de lo que pensé que la película tomaría como emblema simplemente no aparece. Esta “promesa” no cumplida es uno de los valores que deseo resaltar en el producto final: Buzzard es un análisis de personaje que hace lo posible por descifrar alguien retorcido que sencillamente no tiene resolución moral. Porque la realidad es que cuando la película se aleja de cualquier posibilidad de ajustarse a las reglas del drama, empezamos a imaginar que el joven obtendrá algo que le hará aterrizar en la realidad. Después de mandar todo a la mierda y quedarse en un limbo, algo debería ocurrir ¿no?

La extraña e inigualable Buzzard es una colección de malas decisiones que terminan por modelar a un perdedor y lo transporta a un plano enigmático que el mismo espectador debe resolver. Necesitamos de alguna forma entender que este joven tendrá un final bueno o malo. Pero algo debería tener. Aquellas piezas que parecen jugar en contra de nuestro protagonista parecen convertirse en cómplices de lo extraño y le dan a este joven un justo cierre dentro de su propio marco. Si un guante de Nintendo con garras de Freddy les parece algo extraño, les aseguro que no han visto Buzzard en su totalidad.

A quienes disfrutan del cine que no sigue las relgas de la industria común, les recomiendo que le den una oportunidad a este pequeño filme y les aseguro que no se arrepentirán.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: