Crítica cine: From a House on Willow Street (2016)

Un crimen que parecía perfecto se convierte en una pesadilla cuando un grupo de criminales secuestran a una extraña chica.

Dirigida por: Alastair Orr.

Protagonizada por: Carlyn Burchell, Zino Ventura, Sharni Vinson, Steven John Ward.

País: Sudáfrica.

Género: Horror, thriller.

Duración: 86 minutos.

Soy consciente de que muchas de las películas nuevas que decido ver son poco originales y son basadas en una premisa que quizás ya vi. Puede que haya promesa de algo particular que represente innovación para la experiencia. Pero si no lo hay, disfruto tanto el horror que simplemente voy a ver. Creo en el valor de las pequeñas producciones. Ya esto es algo que he comentado. Pero From a House on Willow Street toma una oportunidad y la enmarca en una producción típica de lo conformista del cine actual de género. Es una película tan básica que llega a ser aburrida e inofensiva cuando pudo haber utilizado su atributo de independiente para ser mucho más. No es aceptable que una película de horror me de sueño y esta me mandó directo a la cama con sus personajes idiotas, su villano convencional, y su trama absolutamente inofensiva que pudo haber sido explotada con un poco más de inteligencia.

La trama es bastante parecida a otras que hemos visto antes en el género. Un grupo de ladrones entran a una casa a robar y secuestran a una chica siguiendo un plan que confían los dejará millonarios. La chica insiste en que la deben liberar, y en medio de advertencias y algunas sorpresas, los criminales empiezan a ser espantados por una entidad demoníaca. La razón tiene que ver con exorcismos, ubicaciones geográficas y una pésima suerte para quienes desearon robar esta casa. Esta gran oportunidad se desaprovecha para dejar muchas preguntas sin respuestas con el objetivo de asustar. Esta dirección es crucial para que From a House on Willow Street sea una propuesta de horror que nunca llega a funcionar y se basa simplemente en mostrar aspectos técnicos indudablemente válidos y bien utilizados.

From a House on Willow Street es una serie de eventos que juntos deberían contar una historia coherente. Lamentablemente la película no se ve como una premisa integral y quien dirige se encarga de afirmar su postura en cuanto a la película que desea hacer. Es algo bastante extraño puesto que la historia tiene suficiente fuerza para que el espectador al menos quiera que alguien se salve o alguien se muera (son dos posibles caminos que siempre queremos que tomen las películas de horror). Pero desafortunadamente el enfoque va a una colección de escenas y sustos, que contienen a un despliegue típico de actores con muy poca capacidad interpretativa y emocional.

Esta es una de esas ocasiones en las que no se puede disfrutar bajo ninguna premisa una película vacía y formulaica; no hay sustancia en From a House on Willow Street. Ni siquiera sirve para sentarse a ver una película divertida y superficial y con la cual podamos reírnos un rato. Es curioso que una producción como esta haya sido recomendada por críticos y expertos. From a House on Willow Street llegó a mi lista porque alguien resaltó su atributo “clásico” y su país de producción (Sudáfrica no suele hacer cine de género). Lo único que tiene esto de clásico es que sigue la pauta de propuestas terribles de horror: con actores malos, demasiados jump scares y por supuesto pésimas decisiones a la hora de escapar de amenazas. Esta vez la fórmula no funciona, y From a House on Willow Street se limita a ser una más del montón.

No pierdan su tiempo. Sigan buscando.

Calificación: *

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: