Crítica cine: Annabelle: Creation (2017)

Una precuela con suficiente valor como para salvar la franquicia de la muñeca poseída.

Dirigida por: David F. Sandberg.

Protagonizada por: Stephanie Sigman, Talitha Bateman, Lulu Wilson, Philippa Anne Coulthard, Grace Fulton, Lou Lou Safran, Samara Lee, Tayler Buck, Anthony LaPaglia, Miranda Otto, Javier Botet.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 109 minutos.

Annabelle: Creation es una de las pocas películas de las cuales tengo memoria que logran dos objetivos de la forma más simple posible: logra salvar a una franquicia (un spin off con alto grado de garantía) de una muerte anunciada luego de una primera entrega pobre, y permite pasar un rato horrorosamente agradable en el cine. Este doble acierto es una sorpresa ya que, exceptuando el fanático del jump scare superficial, nadie pensaba que la secuela pudiera ser efectiva. Soy de los primeros que fruncieron el ceño al conocer el anuncio predecible de una secuela para la historia de la muñeca maldita. El hecho de que después se confirmara que en realidad era una precuela no cambió absolutamente nada. Hoy con agrado y confianza puedo decir que tenía tiempo sin pasarla tan bien en el cine. Porque es eso: Annabelle: Creation es una película de horror que sigue un canon poco serio y sin escrúpulos nos regala un rato divertido mientras una muñeca dice que quiere poseer a niñas y comerse sus almas.

La película nos cuenta el origen de esa muñeca horrible. No es ningún secreto que está poseída por un ente. La casa donde “vive” es de una familia que perdió a su hija de forma trágica. Ahora la casa se presta para alojar a niñas huérfanas. Cuando un grupo de estas llega a casa y empieza a sentirse a gusto en su nuevo hogar, no pasa mucho tiempo para que algo empiece a perseguirlas en la oscuridad. La curiosidad hará que las niñas saquen a Annabelle de donde nunca debió salir. El resultado es mucho más aterrador de lo que parece. Los orígenes tienden a ser minimalistas. Este no lo es.

En un giro de eventos, Annabelle: Creation se sale del molde diseñado durante la primera película y nos otorga una historia mucho más compleja de lo que debería ser. Esto no está mal. Al contrario. La película se gana la atención de quienes buscamos algo más que un susto durante las propuestas de horror de los últimos tiempos. Al fundamentar un trasfondo para que la muñeca sea algo más que un objeto poseído, estamos al frente de una historia que lo justifica todo. El director David F. Sandberg (el mismo de la hermosa Lights Out) toma el rol de continuador de la franquicia y hace una película a su estilo pero respetando las reglas del subgénero.

Sin embargo, el director no se limita a adaptar un guion a la gran pantalla. Con talento innegable, Sandberg nos obliga a pensar en mucho más que la premisa de que Annabelle supuestamente existió. Sí, eso garantiza que la gente va a correr al cine. Porque no hay nada más morboso que el miedo producido por algo real. Lo curioso es que Annabelle: Creation no es tanto una película inspirada en algo real sino un retrato de lo peor que podría pasar. Sandberg nos plantea mediante el tenue sentido del horror que se esconde en la oscuridad. Pero de forma casi inmediata empieza a desarrollar una película con un despliegue amplio de tecnicismos que permiten que la película sea más sensorial que otra cosa. No nos da pie a pensar mucho. Annabelle: Creation no es ese tipo de película. Acá hay sustos, saltos, gritos y sangre.

Calificación: ***

 

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: