Crítica series: Mindhunter (2017 – temporada 1)

mindhunter_tv_series-481545394-large

¿Eres de las personas que disfrutan de la retorcida mente de los criminales más depravados? Te encantará esta nueva serie de Netflix.

Mindhunter tiene la ventaja de que cualquier proyecto que involucre al director David Fincher, tendrá fanáticos y cinéfilos reunidos. Afortunadamente, su obra para Netflix, no decepciona.

Esta nueva producción original de Netflix sobre asesinos seriales tiene 10 episodios que recuerdan mucho a lo que anteriormente vimos en películas como Zodiac (2007) o Seven (1995). Es casi como una versión extendida para TV, pero más reflectante.

Fincher en la producción ejecutiva junto a Charlize Theron,  basan la serie en las investigaciones de los agentes  del FBI -en la vida real- John R. Douglas y Robert Ressler. Mindhunter sigue a estos dos agentes durante la década de los 70 mientras investigaban la psicología detrás de los asesinos en serie.

Es 1977 y en los Estados Unidos se están recuperando de los asesinatos de “El Hijo de Sam”, un famoso asesino en serie que mató sin ninguna razón aparente. Hasta entonces, la mayoría de los asesinatos anteriores tenían un motivo claro: una venganza personal o avaricia. Pero los gustos de El Hijo de Sam y Charles Manson fueron cambiando lo inicialmente visto por los investigadores, señalando una patología que la ley no sabía entender.

Los agentes del FBI Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany) logran adentrarse en un proyecto de investigación paralela, viajando por el país a las comisarías locales, hablando con policías escépticos sobre razones más profundas detrás de por qué algunos asesinos hacen lo que hacen.

El aspecto más escalofriante es cuando Ford y Tench deciden que para entender cómo funciona la depravación, tienen que ir y hablar con los depravados.

Al principio del primer episodio, los dos personajes hablan de la agitación social en los últimos 15 años, incluido el asesinato de Kennedy, Kent State y la Guerra de Vietnam. Se preguntan si la democracia estaba fallando y si eso explicaba estos “nuevos” tipos de crímenes.

Fue entonces el comienzo de la criminología y la psicología del comportamiento, dos campos que para la vieja escuela del FBI no significaba algo.

Con un ritmo tenso y perfectamente compuesto, Mindhunter es oscuramente adictiva. Pero no pienses que todo se trata de sangre y más sangre, Mindhunter es sorprendentemente cerebral.

Fincher fue el responsable de lanzar la primera apuesta de Netflix en contenido original, al desempeñarse como productor ejecutivo y dirigir los episodios debut de House of Cards en 2013. Mindhunter es el único otro proyecto de televisión en el que ha trabajado desde entonces.

Los primeros dos episodios tienen sus marcas por todas partes, desde el ritmo contemplativo hasta la estética texturizada: tiene el aspecto de una producción costosa incluso sin serlo.

Mindhunter está basada en historias de hace 40 años, pero existen paralelismos inquietantes con nuestra propia era que invitan al espectador a seguir atado a los 10 episodios en espera de una segunda temporada.

Dirección: David Fincher y Charlize Theron

Protagonistas: Jonathan Groff, Anna Torv, Holt McCallany

País: EEUU

Género: Thriller

Duración: Una temporada de 10 episodios

Calificación:   ****

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: