Crítica cine: Wish Upon (2017)

Una adolescente con los típicos problemas se apodera de una caja que concede deseos pero cobra con muertes y todo se empieza a salir de control.

Dirigida por: John R. Leonetti.

Protagonizada por: Joey King, Ryan Phillippe, Elisabeth Röhm, Sherilyn Fenn, Shannon Purser, Ki Hong Lee, Sydney Park, Alice Lee, Daniela Barbosa, Michelle Alexander, Raegan Revord, Sean Jones, Natalie Prinzen-Klages, Josephine Langford, Mitchell Slaggert, Alexander Nunez.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 90 minutos.

Una de las razones por las cuales nos gusta el cine de horror (a algunos al menos) es que siempre estamos dispuestos a ser sorprendidos. Nos gusta el susto, los giros producen adrenalina y siempre estamos en búsqueda del shock absoluto. Esto no aplica para la corriente más importante del horror que es el slow burn, pero sí representa lo común que buscamos en la entrega de miedo habitual, la que pasan en los cines por corto tiempo, y la que casi siempre está producida por Jason Blum. No suelen ser perfectas y casi siempre las vemos en casa con un servicio de streaming. ¿Pero qué pasa cuando la película es resuelta en los primeros cinco minutos por un razonamiento mínimo del espectador?

Wish Upon es un ejemplo desastroso de cuando una buena idea es menospreciada por un guion para tontos. Una hoja en blanco para un director que no debería dirigir nada que raya en lo fatalmente predecible y en la exposición absurda de clichés. Esta es una de las veces en las que duele perder el tiempo.

Iniciando como cualquier otra película para adolescentes, Wish Upon propone la típica historia de la adolescente underdog que no tiene muchos amigos y una familia que la avergüenza. Su madre falleció y su padre recoge objetos de la basura y ella solo se centra en poder sobrevivir al colegio y la adolescencia. Pero un día le llega a sus manos un objeto que le cambia la vida: Una caja de deseos proveniente de un sitio misterioso. La chica empieza a desear por doquier y su vida empieza a arreglarse. Dinero, fama y amor, conforman los primeros “regalos”. Pero esto no es gratis. Al parecer la caja genera una maldición por cada deseo que la chica pide. Dicha maldición trae consigo muertes violentas que le harán pensar a nuestra querida protagonista cómo puede detener el inminente desastre.

Descuidada y genérica, Wish Upon es una más de un montón que simplifica a un género que necesita mucho más de lo que se le otorga a nivel de producción. Al espectador no se le sugiere mucho en materia de análisis y fuera del público adolescente que colecciona escenas y nada más, no creo que haya alguien que pueda señalar el valor de una película como Wish Upon. Se asoma una dosis mínima de folklore asiático que pudiera brindar algo de contenido a la película pero por mostrar un asesinato estilizado, se descarta rápidamente para seguir en la historia aburrida y ya conocida de una adolescente que lo tuvo todo y ahora debe abandonarlo para poder salvar su vida y la de aquellos que le importan.

Afortunadamente, Wish Upon en un movimiento poético finaliza la historia de la forma más justa posible y da al espectador aquello que siempre sospechó que debía pasar. Pero estamos hablando de algo predecible en una película de horror (hasta contiene la obligada escena de chicas comprando en una tienda con una canción pop de fondo). Esto es imperdonable. Es la señal de la falta de esperanza. O la clara falta de motivación de quien escribe una película para cumplir con una cláusula contractual y no porque desea contar una historia importante.

Calificación: *

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: