Crítica cine: Bomb City (2017)

Una historia verdadera de punks versus todo, y una tragedia evitable que cambió a un pequeño pueblo de Texas.

Dirigida por: Jameson Brooks.

Protagonizada por: Dave Davis, Glenn Morshower, Logan Huffman, Lorelei Linklater, Eddie Hassell, Henry Knotts, Dominic Ryan Gabriel, Luke Shelton, Maemae Renfrow, Michael Seitz, Lukas Termin, Audrey Gerthoffer. 

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 99 minutos.

Es difícil aceptar que una película como Bomb City se haya hecho hoy en día sin considerar la cantidad de géneros que quiere acoger y el extraño retrato de una cultura que definitivamente no es cómo se le retrata en la película. Son dos de los factores más notorios de esta producción que si bien funciona para contar un hecho, tiende a desviarse un poco por efectos dramáticos. No se trata de que sea una falsa interpretación de los hechos. Se trata de la superficialidad con la que se forma una crónica para reivindicar un movimiento social que no necesita ser reivindicado y definitivamente es mucho más importante que cómo se le cataloga en la película.

Bomb City cuenta la horrible historia de cómo se ejecutó a Brian Deneke en un “accidente”. Deneke era un representante del movimiento punk en la ciudad de Amarillo, en Texas. Como suele ocurrir, él y sus amigos tenían un roce con los típicos chicos buenos deportistas del pueblo. Los conflictos se van agravando hasta que una noche de descontrol, ocurre lo lamentable. Deneke es asesinado por un enemigo de la forma más cobarde y vil posible. Como suele ocurrir, el sistema de justicia en Estados Unidos no funciona para que los justos obtengan justicia. El caso Deneke representa la impunidad que se logra con el estereotipo.

El problema con Bomb City no es que sea una película relativamente inexacta. La falla principal está en su insistente tratamiento de los hechos desde un punto de vista inocente y poco creíble. Sabemos que Brian Deneke murió en circunstancias horribles y quien causó su muerte no recibió un castigo acorde. Pero no podemos obviar que Deneke representaba una causa original y bastante importante. Los punks se retratan acá como chicos buenos y rebeldes y que utilizan groserías en su vocabulario. El punk es mucho más que eso. Es sustancia y sabor. Es arte sucio que no necesitamos ver en circunstancias filtradas para demostrar que son humanos. Sabemos que lo son. Sabemos que sienten y sabemos que son víctimas de un sistema que los estigmatiza al punto de considerarlos parte de una clase inferior. Entonces ¿por qué Jameson Brooks pierde tiempo en escenas interminables en las que se dicen diez groserías por segundo sin ningún objetivo y de repente pasamos a Deneke jugando con un cachorro?

Brooks utiliza una presentación para cada escena con un encuadre y montaje bastante efectivo. Es un director que necesitaba otra historia para triunfar con su magnífico cuidado del detalle. En cambio tenemos que soportar el incesante filtro de la verdad que no necesita ser exhibida de alguna otra forma que no sea la cruda. Así como la música punk es sucia, real y hermosa, Bomb City tenía que mantenerse en un nivel honesto y lejos de lo expiatorio. Entendemos el conflicto y lo horrible de la injusticia del caso (Marilyn Manson nos otorga un discurso más que correcto al final de la película). No necesitamos que se nos indique que Brian Deneke no merecía ser tratado cómo se le trató en la realidad. Si Bomb City hubiera sido contada en un formato documental, el efecto hubiese sido otro. Desafortunadamente tenemos que conformarnos con una película de drama inconsistente que nos cuenta una verdad que ya sabíamos.

Calificación: *

http://www.youtube.com/watch?v=ir4IraOtads

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: