Crítica cine: A Nightmare on Elm Street 2: Freddy’s Revenge (1985)

Secuela inmediata del origen de Freddy Krueger, esta vez buscando manifestarse a través de un adolescente recién llegado al pueblo donde todo empezó.

Dirigida por: Jack Sholder.

Protagonizada por: Robert Englund, Mark Patton, Kim Myers, Robert Rusler, Clu Gulager, Hope Lange,Marshall Bell, Christie Clark, Melinda O. Fee, Tom McFadden, Sydney Walskh.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 85 minutos.

No debería haber condiciones para disfrutar de una película. Esa percepción debería ser tan natural como una trama interesante que funcione sin forzamiento. No tiene nada que ver con querer que algo te guste. Tiene que ver con la honesta interpretación de un gusto sin exclamar alguna justificación que podría sonar falsa. Sin embargo, hay películas que no pueden funcionar en ese estándar y terminan gustando por otras razones. Esto no ocurre a menudo ya que se siente como una trampa el necesitar un condicional previo para poder ser digeridas como propuestas válidas. La secuela de A Nightmare on Elm Street entra en ese grupo. Y es una de las pocas películas que conozco que orgullosamente se ubica ahí.

Primero vayamos a la trama.

Jesse es un joven que recién se ha mudado a Springwood. Su familia ha comprado la casa de los Thompson, el lugar donde Nancy vivía en la primera entrega. Víctima del bullying, Jesse necesita superar el cambio y la frustración de ser el “nuevo” de la escuela y el pueblo. En sus sueños empieza a aparecer Freddy, quien desea manifestarse a través del joven. Quienes rodean a Jesse empiezan a peligrar ya que el joven no sabe controlar el monstruo que lleva adentro. Ni su mejor amigo, ni su novia, ni su familia parecen estar seguros de la aparición inminente del hombre quemado con garras filosas que te mata si aparece en las pesadillas.

Para entender A Nightmare on Elm Street 2: Freddy’s Revenge, es necesario conocer la historia de su creación. Es una secuela directa de la entrega original plasmada como una decisión definitiva de ser única. Es una secuela que no aporta nada representativo a la franquicia y solo sirve para que veamos a Freddy hacer de las suyas. Quien escribe Freddy’s Revenge recurre a señalar un mensaje cómo objetivo principal: la sexualidad poco definida de un personaje que vive en una constante duda. Años después de su estreno hubo una confesión indirecta de sus realizadores de que lo se pretendía contar era una metáfora asociada a la crisis de género de su actor principal. Así deciden relatar la historia de Jesse, un adolescente que necesita despertar y revelarse. En la película lo hace a través de un Freddy Krueger que lleva por dentro. Al resolver este “acertijo” es bastante claro que lo que lleva por dentro es algo reprimido y digno de ser tabú para la época. Con esta dirección poco estable, la película sobrevive a una clara falta de propósito. Esto se traduce en una producción accidentada y rellena de clichés que no aportan nada a la historia. Sin ir mucho a los detalles, A Nightmare on Elm Street 2: Freddy’s Revenge cuenta una historia difícil en un escenario blando y mal ubicado.

Pero no es un desastre como muchos la catalogaron. Me niego a categorizarla de simplista. Así sea considerado un esclavo de la nostalgia, hay mucho de la película que rescato y todavía puedo valorar. Ubicado en esta escala de secuelas que no importan demasiado, Freddy’s Revenge al menos pretende ser original y cargar un contenido complejo. Y por favor no me digan que no les encanta ver a Freddy en la escena de la fiesta o conducir un bus escolar.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: