Crítica cine: The Transfiguration (2017)

Un chico obsesionado con el vampirismo conoce a una chica que le lleva hacia el camino de la horrible realidad en la que viven.

Dirigida por: Michael O’Shea.

Protagonizada por: Larry Fessenden, Danny Flaherty, Lloyd Kaufman, James Lorinz, Victor Pagan, Aaron Moten, Anna Friedman, Chloe Levine, Frank L. Messina, Eric Ruffin, Carter Redwood, Samuel H. Levine, Keith Mackler, Charlotte Schweiger.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 97 minutos.

En la actualidad encontrar una película con un planteamiento original es un reto que casi nunca tiene buenos resultados. Estamos ante una clarísima falta de apoyo a los cineastas (entre directores y guionistas) que representan una inyección de innovación en la industria del cine. Es por esto que el cine “independiente” goza de cierta libertad y por lo tanto sus mejores indicadores suelen mantenerse lejos de entrar en el plano comercial y mercantilista. Si bien no creo que sea miedo al fracaso, creo que hay cierta dosis de comodidad. Esto no quiere decir que con frecuencia no encontremos películas “extrañas” en el cine independiente. Pero unir la creatividad con un lienzo en blanco es una práctica que alimenta a este sector del cine, en el que hay pocos límites en cuanto a lo que puedes hacer.

The Transfiguration es una película cuya proyección inicial es magnífica. Con una fusión de géneros que definitivamente no suelen mezclarse, se plantea como un análisis completo de la ubicación errónea de los elementos de nuestra sociedad y cómo un pequeño niño decide enfrentarse a ello. El problema es que si bien su premisa es original y representa una excelente oportunidad de desarrollo, quien dirige prefiere mantenerse en un ámbito de disección social que concluye en un imposible arreglo.

La película cuenta la historia de Milo, un chico que vive en un vecindario peligroso. Milo está obsesionado con los vampiros. Pasa todo el día viendo películas de vampiros, y escribe las reglas del vampirismo de forma constante en un cuaderno viejo. Pero la obsesión de Milo no es inocente. Su experimento tiene un lado siniestro y es que desea convertirse en vampiro. Milo ha llegado al punto del asesinato y el consumo de la sangre. Un día conoce a Sophie, una chica con un problema diferente pero cuyo sufrimiento radica en la falta de posición y autoridad. Ambos buscan respuestas en medio de la injusticia en la que viven. Junto a Sophie, Milo empieza a aterrizar lentamente en ese plano de realidad en el que vive, fuera de la vida eterna y la alimentación a base de los humanos que le rodean.

Horror y drama se unen para contar la historia improbable de un monstruo que no entiende la línea que divide lo humanamente aceptable con el idealismo personalizado. Milo es un personaje sumamente complejo que funciona solo en su primera presentación y luego sencillamente no acarrea explicación posterior. No entendemos lo que hace Milo y las supuestas razones. Se supone que esa relación que se conforma como el retrato principal de la película debería ubicar al protagonista en la identificación de su propósito como algo socialmente condenable. El problema es el silencio de todas las escenas en las que Milo aparece. El director recurre al a digestión natural de un personaje que no tiene nada de sencillo. Es acá donde la película pierde fuerza y en un tercer acto termina por ubicarse en el plano irrelevante. Cuando la solución aparece, no hay espacio para que el espectador juegue con sus expectativas. Sencillamente ya no importa.

Cine independiente o unión ambiciosa de géneros. Como sea que podamos calificar a The Transfiguration, sigue siendo una perfecta oportunidad perdida de explorar el drama dentro del horror. O mejor, el horror dentro del drama de un chico naturalmente perverso.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: