Anuncios

Crítica cine: Tenemos la Carne (2016)

Un extraño encuentro entre extraños se convierte en una aterradora exploración del nivel más bajo que podemos alcanzar como especie.

Dirigida por: Emiliano Rocha Minter.

Protagonizada por: Noé Hernández, María Evoli, Diego Gamaliel, Gabino Rodríguez, María Cid.

País: México, Francia.

Género: Horror.

Duración: 79 minutos.

Empecemos aclarando algo antes que nada. Tenemos la Carne (We are the flesh en otros mercados) no es una película hecha para todo el mundo. Su comentario, por más simbólico que pueda ser considerado está enmarcado en un guion repleto de elementos que ni siquiera podríamos tildar de “poco conservadores”. Piensen en el sueño más vergonzoso que hayan tenido y piensen en el insulto más horrible que hayan imaginado. Piensen en la idea más sucia que sus mentes hayan generado. Piensen en aquello que nunca se haya filmado antes en ningún subgénero extremo. Ni siquiera tiene que ser violento. Debe ser anormal y asocial.

El resultado de ese análisis podría ser una de las tantas teorías que alimenta a Tenemos la Carne. En la película nos ubicamos al lado de cualquier otro espectador que acepta la propuesta sin importar el efecto que la película pueda tener. Es así como guiados por un visionario de lo diferente, nos enfrentamos a la historia más sórdida de la naturaleza de la pérdida y la soledad, del traspaso de los límites de lo socialmente aceptable, y la aceptación de una pesadilla diseñada por quien aparentemente ha pisado el escalón más denigrante del infierno.

La película, o el ensayo si quieren ser más meticulosos sobre el formato, nos muestra la historia de un hombre que vive encerrado en un edificio en ruinas. Pasa sus días haciendo alcohol, comiendo alimentos putrefactos y haciendo música. Un día recibe la visita de dos jóvenes que desean tener un hogar. El hombre los recibe pero con condiciones. Deben vivir bajo sus términos. Rápidamente, Tenemos la Carne se convierte en una historia frenética sobre el dominio de un hombre por sobre todas las cosas, una especie de dios que lidera bajo sus instintos y construye un hogar tan saludable como el alimento que consume. Decir que la película goza de lógica es decir una mentira. Si esto lo aceptas, entonces sigue leyendo.

Tenemos la Carne juega con lo explícito para afirmar su posición. El director no tiene escrúpulos a la hora de insertar lo prohibido. Sexo explícito, violencia desmedida, canibalismo e incesto, son algunos de los elementos que se podrían extraer como presentes en la película. Pero nunca podrían ser considerados como piezas únicas para brindar algo de estructura a la película, ni siquiera algún género. Se trata de un relato claustrofóbico sobre la locura y el convencimiento. Tenemos la Carne es algo descriptible hasta que se transforma en una sinfonía de insanidad que podría emular a historias reconocibles. Algo de Adán y Eva, algo del pecado, y algo de la caída del ser humano como especie. Cientos de teorías podrían generarse sobre la película y creo que nunca llegaríamos a la verdad.

Insisto. No es una película que todo el mundo puede soportar. Juega con lo pornográfico y somete al espectador a un golpe psicológico tras otro. Como leí en algún lado en la Internet, “si no sientes que debes ducharte después de ver la película, entonces el objetivo no fue alcanzado”. No me sentí sucio. Me sentí como parte de un juego de director que necesitaba expresarse y lo logró de la manera que pudo. Estuve sin palabras por un buen rato después de ver el final inesperado de la película y acepté finalmente ser un peón más en esa orgía de sentidos que Tenemos la Carne representa.

 Calificación: ***

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: