Crítica cine: Ghostland (2018)

Cuando una madre y sus dos hijas se mudan a una casa remota, son vilmente atacadas. Años después, un reencuentro demostrará que el miedo sigue en el mismo sitio.

Dirigida por: Pascal Laugier.

Protagonizada por: Crystal Reed, Anastasia Phillips, Mylène Farmer, Taylor Hickson, Emilia Jones, Rob Archer, Suzanne Pringle, Adam Hurtig, Alicia Johnston, Ernesto Griffith, Erik Athavale, Kevin Power, Paul Titley, Terry Ray.

País: Canadá, Francia.

Género: Horror.

Duración: 91 minutos.

Ojalá todas las películas de horror de la actualidad tuvieran agallas de empezar como empieza Ghostland. Con una mera introducción pasiva  de solo unos pocos minutos, la película no deja tiempo de prepararnos para lo que se viene. Y es que Ghostland sentencia de inmediato por medio de un montaje ultraviolento que genera el conflicto para el resto de la película. Me gustaría poder preguntarle a Pascal Laugier qué pensó cuando quemó su mejor recurso tan rápidamente en el metraje. Y es que la respuesta está en el contenido de Ghostland en un primer plano tan visceral como carente de historia. Esta no es una película de horror que requiera análisis exhaustivo. Este es un mínimo pasaje por el infierno mismo, diseñado por un director que no tiene escrúpulos a la hora de plantear.

Describiré poco. La historia abre cuando una madre y sus dos hijas se mudan a una casa remota por producto de una herencia. Esta casa parece estar alejada de la civilización. Solamente abren la puerta y ya desde nuestro asiento podemos presentir que hay algo raro en esta pequeña mansión repleta de juguetes viejos. Cuando están seleccionando sus cuartos y descubriendo los secretos, algo llega. Un camión de helados. Del mismo se bajan dos seres malignos que atentarán contra la vida de las tres mujeres indefensas. Cuando el ataque parece ser el fin, nos vamos a muchos años después, en el que una de las chicas es una famosa escritora de horror. Recibe una llamada de su hermana que ha quedado traumatizada después del ataque y ella decide volver a casa, en donde las cosas no parecen estar tan bien.

Insisto. Esta no es una película de horror común. Acá los eventos no ocurren como siempre suelen ocurrir en las películas de “home invasion” a las que estamos acostumbrados. Lo que se revela en apenas la primera media hora de la película es tan importante que hasta parece disonante. Pero es que estamos demasiado acostumbrados a una fórmula. Dicha fórmula trae consigo el cliché, el perdón a lo violento, y el triunfo constante de quienes simplemente no parecen ser capaces. Ghostland cambia esta fórmula para no tener indicios de querer redención por parte del más purista del horror. Laugier es un director que nunca tiene consideración con sus personajes y parece torturarlos (es el director de Martyrs, en su versión original francesa). No voy a meterme en la historia de cómo una de las actrices sufrió daños reales durante la producción. Pero Ghostland parece ser una película en donde esto puede pasar. Esa fina línea entre una buena edición y el riesgo al personal se cruza un par de veces.

Aunque Ghostland sufra por un guion armado con “algodón” y por diálogos bastante cuestionables, no se puede negar que hay algo de positivo en su historia distinta y cargada de violencia. Sí, hay jump scares como ocurre siempre pero afortunadamente no son determinantes. Buenos villanos, el terror casi inmersivo del estilo de Laugier, y una historia tétrica, son la causa principal de que Ghostland no caiga entre lo descartable de lo indie. Esta es una que van a poder disfrutar sin mucho esfuerzo.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: