Crítica cine: Hell Fest (2018)

Un grupo de amigos van a un parque temático para disfrutar de sustos sin saber que hay un asesino suelto.

Dirigida por: Gregory Plotkin.

Protagonizada por: Amy Forsyth, Reign Edwards, Bex Taylor-Klaus, Christian James, Roby Attal, Matt Mercurio, Tony Todd, Stephen Conroy, Elle Graham, Courtney Dietz.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 89 minutos.

El cine de horror para adolescentes es tan explotable que parece mentira como alguien no pensó antes en la trama de Hell Fest e hizo una película (The Funhouse, realizada en 1981, por Tobe Hooper, no cuenta, no es la misma historia) Se trata del escenario perfecto en el que puedes hacer una película de horror. Es el año 2018, y aún así, quien hace Hell Fest, no se toma el trabajo de esforzarse para hacer una mejor película. Aburrida y repetitiva, esta era una de esas en las que confiábamos para darnos algo de diversión mientras los adolescentes son asesinados por un monstruo en un parque temático. Mejor no. Siguiente.

En Hell Fest un grupo de amigos van a un parque temático que en la temporada de Halloween celebra mediante la ambientación y paseos aterradores. Todo parece ser una noche divertida hasta que un extraño con una máscara empieza a acecharlos. Este aparente juego (todos en el parque básicamente hacen lo mismo) se convierte en algo real cuando el hombre interviene para robarle fotos a los chicos. Pero cuando uno de ellos es asesinado de forma brutal (casi aplaudo, lo juro), el paseo por el festival de horror se convierte en una noche de pesadilla en la que deben escapar de las garras de alguien que no tiene escrúpulos. Sí, sé que lo que acaban de leer, ya lo leyeron. Centenares de veces.

Entiendo que en este tipo de películas, los personajes son de algodón y no se supone que deben sostener la trama. El problema con Hell Fest es que no existe ninguno que llame la atención. La heroína podría tomar una clase con alguna scream queen para aprender a cómo gritar y vencer. El director tampoco les aporta demasiado material. Y es que se basa en un guion que parece tomar escenas idénticas para colocar filtros lindos de Instagram y parecer algo distinto a lo que vimos minutos antes. Aunque como espectador sé que no voy a ver algo que cambie, no se me debería considerar un idiota que se ríe o se asusta ante cualquier cosa. Con el horror actual, esto suele ocurrir. A veces me pregunto si las personas que hacen este tipo de películas no ven cine de horror. Sí lo hacen, deben prestar más atención, y sino alguien debería poner requisitos para dirigir estas películas.

Sí, hay algo a salvar en Hell Fest. Primero que nada el contenido de violencia que tiene. Hoy en dia hay que premiar a quien catalogue a sus películas como merecedoras de altos ratings en cuestiones de censura. Hell Fest tiene algo de esto. Lamentablemente no es mucho (me dolió que la guillotina “no funcionara”). Lo otro es que Hell Fest no gasta tiempo en explicar qué ocurre detrás de los hechos que vemos. En un final preciso, nos damos cuenta de la realidad detrás de las intenciones del asesino. Cuando como espectadores, nos damos cuenta de la verdad, hay escalofríos. Cuando vean de qué se trata, se van a dar cuenta de lo que digo, y la próxima vez que vayan a un parque, lo van a pensar dos veces antes de enfrentarse a alguien que parece estar jugando con ustedes.

Nota: ¿Soy el único al que le molesta la cantidad de veces que alguien dijo “Hell fest!” en la película? Ojalá que no.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: