Anuncios

Crítica cine: A star is born (2018)

Ally es una chica cuyo sueño de ser una cantante famosa se cumple realidad y en el proceso se enamora de un músico con problemas.

Dirigida por: Bradley Cooper.

Protagonizada por: Bradley Cooper, Lady Gaga, Sam Elliott, Rafi Gavron, Andrew Dice Clay, Anthony Ramos, Bonnie Somerville, Dave Chappelle, Michael Harney, William Belli, Rebecca Field, D.J. Pierce, Steven Ciceron, Andrew Michaels, Jacob Taylor, Geronimo Vela, Frank Anello, Germano Blanco, Ron Rifkin, Alec Baldwin.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, romance.

Duración: 135 minutos.

Debo aclarar algo antes de empezar. Todo el cuestionamiento que tenía por ver a Lady Gaga actuando en A star is born lo descarté firmemente para poder ver la película y tratar de disfrutarla. De hecho su primer acto es magistral, como una especie de arma que el director diseña de forma inteligente para poder contar una historia honesta y ubicada en contexto real. Gaga es gran parte de esto. Y es por eso que me parece lamentable lo que sigue después de tan inteligente introducción. A star is born es una película que falla cuando no tiene que fallar y tiene los errores hechos a propósito. Cuando pensaba que finalmente algo no iba a ser el showcase de la cantante, me equivoqué.

Esta la cuarta versión de la historia. La cuarta película que se hace sobre la cantante de bajo perfil que un día se convierte en estrella. Y poco ha cambiado fuera de lo convencionalmente adaptado a la edad moderna. Ally es una chica que canta en un bar y trabaja en un restaurante. Jackson es un cantante famoso que tiene problemas de alcoholismo. Un día se conocen y ambos quedan prendados de amor. Jackson impulsa la carrera de Ally cuando le invita a cantar en el escenario y así empieza la carrera de ella, mientras la de él va cayendo por el constante apoyo en las drogas, el alcohol y una relación familiar quebrada por la ambición. Pero Ally y Jackson siguen juntos, contra todo pronóstico. Cuando ella llega al tope empiezan los problemas reales, los que hacen que Ally se pregunte si de verdad vale la pena seguir.

A star is born cumple con la fórmula de estas películas de tonos inexplicables, y hechos improbables. Nadie se convierte en estrella de la noche a la mañana y menos hoy en día. Pero como dije antes, el desarrollo inicial nos vende la idea de forma efectiva. Para esto es esencial una actuación de Gaga que sorprende. Pero Bradley Cooper interpreta a Jackson Maine de manera excepcional. Es el mejor rol para Cooper en lo que va de carrera. Ambos conforman esas escenas con mucha autenticidad y estas conforman los mejores momentos de la película. El problema está cuando Gaga se convierte en una versión cinematográfica de ella misma. Fuera de un guion repleto de lagunas, A star is born no hace mucho por resaltar lo tangible de su primer acto y se queda corta a la hora de imprimir calidad dramática.

Esta montaña de clichés no podía tener otro resultado. Las fallas en la relación tienen una causa de carácter plástico que se ve representado por la dirección de la carrera del personaje de Gaga. Es música pop falsa. Es una buena manera de resaltar un soundtrack espectacular que la película contiene. Cuando todo se mantenía entre los dos y en la honestidad de una guitarra y un piano, todo funcionaba, todo estaba en ese contexto necesario. No quiero condenar a la cantante pero en el final, por más dramáticamente poderoso que haya sido, me sentí testigo de la necesidad vulgar de Lady Gaga por ganar un Oscar. Qué susto.

Calificación: **1/2

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: