Crítica cine: Tully (2018)

Una madre se enfrenta a un tercer embarazo y decide recurrir a una niñera para que le ayude a superar la crisis a la que se enfrenta.

Dirigida por: Jason Reitman.

Protagonizada por: Charlize Theron, Mackenzie Davis, Mark Duplass, Emily Haine, Ron Livingston, Elaine Tan, Maddie Dixon-Poirier, Lia Frankland.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 96 minutos.

La maternidad es tema difícil de abordar desde el punto de vista ficticio. Estoy casi seguro de que para madre, la experiencia es distinta. Es algo personal y único. Es algo que ninguna película puede contar de la manera más real. Fuera del cansado subgénero de comedia de una mujer frustrada que no “sabe ser madre”, o de las que van a serlo y no saben cómo prepararse, la industria simplemente no se atreve a mostrar el poderoso proceso de ser madre desde el punto de vista dramático y real. El temor es claro y obvio.

Por esto cuando se anuncia Tully, y sus trailers invocan a lo que ya sabemos que no va a salir bien, el escepticismo fue inmediato. De hecho, el éxito en la taquilla fue pobre. Lo interesante es el por qué se toma la decisión de promoverla de esa manera cuando se trata de una película tan distinta a aquellas que ya hemos visto y que terminan todas igual. Esta vez simplemente no supieron vender lo que es una historia honesta sobre un momento difícil en la vida de toda mujer. Sí, en un primer acto jocoso y casi humillante, se toma el cliché y se le explota. Pero luego, Tully nos lleva por un camino fascinante sobre el efecto extraordinario de un acto natural.

Marlo es una mujer embarazada de su tercer bebé. Un esposo ausente, un hijo con desordenes emocionales y una hija que aparenta ser la más normal de la casa, son el complemento de sus días difíciles. Cuando nace Mia, Marlo debe enfrentarse nuevamente a las necesidades de la nueva integrante y de su familia. El cansancio es claro y su hermano le ofrece una niñera que podrá ayudarle a cuidar a la bebé. Y es así como llega Tully, una joven chica que parece no tener obligaciones y solo desea dedicarse a cuidar a Mia y a Marlo. Ambas desarrollan una relación tan simbiótica, como rara. Pero esto no importa, ya que Tully parece ser exactamente lo que Marlo necesitaba para poder ser feliz.

Jason Reitman dirige este hermoso retrato dramático sobre los límites extraños de la mujer. El director juega con la comedia inevitable de Charlize Theron en el papel de Marlo. La actriz es perfecta para el papel y aunque a veces pareciera estar repitiendo lo que hizo en Young Adult, el rol la lleva a explorar a su propio cuerpo como herramienta perfecta. La interpretación tan sincera que parece mentira que detrás de ella haya una mujer como Theron. Si ven la película, sabrán a lo que me refiero.

Existe algo en la película que no puedo contar. Se trata de una revelación que arriba con consistencia y que redefine por completo la película en el cierre. Reitman es especialista en hacernos aterrizar rotundamente luego de risas y llantos. Este es un medio que le permite ubicarnos de forma forzada en un momento determinado para tomarnos de la cara y darnos una afirmación sorprendente que radica en honestidad tan fuerte que es dolorosa. En Tully funciona porque se trata de resolver un acertijo que la película prefiere descartar en la mayoría del metraje. Y aunque Reitman podría plantear y dejar al espectador discutiendo sobre tan inteligente recurso, el director nos otorga un último momento de redención para nuestra protagonista. Son minutos dorados de cine.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: