Anuncios

Crítica cine: The Eyes of My Mother (2016)

Una tragedia desencadena una horrible tradición en una familia que simplemente vive bajo otros estándares.

Dirigida por: Nicolas Pesce.

Protagonizada por: Kika Magalhães,Diana Agostini, Will Brill, Olivia Bond, Joey Curtis-Green, Flora Diaz, Paul Nazak, Clara Wong.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 77 minutos.

Me encontraba un viernes frente a mi televisor sin saber qué ver. Desempolvé propuestas que había decidido descartar en un principio (tengo una lista enorme que siempre trato de mantener actualizada) y me topé con The Eyes of My Mother. No sabía nada sobre la película y recuerdo que me había basado en un par de comentarios positivos para tenerla presente. A veces con un título bueno es suficiente, y por esto decidí por esta linda propuesta en blanco y negro sobre el horror más puro que podemos imaginar. El de la locura personalizada. Mi sorpresa fue una noche extraña en la que acepté la calidad promedio de una película distinta, pero definitivamente una película en la que no podía dejar de pensar.

Decir de qué va The Eyes of My Mother es explicar la película de principio a fin porque definitivamente el motivo al que se apunta no representa el encendido del conflicto sino básicamente toda la película. Resumo lo que puedo: Padre, madre e hija, viven en completo aislamiento en una casa remota. Un día mientras el padre no está llega a la casa un invasor que asesina a la madre. Cuando el padre llega a la casa y ataca a dicho invasor se desprende una extraña historia que encapsula un rarísimo tratamiento de la muerte, la familia, y el recuerdo que se almacena en los sitios más macabros y oscuros de nuestra naturaleza. The Eyes of My Mother es una hermosa oda que no implica placer para el espectador. Es absolutamente todo lo contrario. Dudo que la vuelva a ver en alguna otra ocasión.

Filmada en blanco y negro, y apuntando a una confusa inclusión de lenguajes poco homófonos, The Eyes of My Mother es un viaje corto de género que incomoda al espectador con un contenido preciso y poco interpretable. No hay simbología para contar la historia. Ni siquiera hay un vulgar despliegue de imágenes que podrían esconder una posible redención de nuestro personaje principal. Se trata de una fábula sórdida sobre la desconexión y lo que termina siendo normal para algunos y un pecado para otros. Lo mejor de The Eyes of My Mother es que tampoco apunta a una reflexión y posible redención. Aunque esto enlentezca el segundo acto y parezca repetitivo, nunca es una película disonante. Con un cierre contundente, el director de The Eyes of My Mother nos somete a un final en el que muchas respuestas no serán respondidas. Con una película así, quizás es mejor que no sepamos muchas cosas. Hay finales que no necesitamos desarrollar en nuestras mentes.

The Eyes of My Mother es una de esas películas difíciles de describir pero fáciles de defender. Su tratamiento casi perdonante de la locura y su aceptación de lo diferente es un factor permanente en la historia que cuenta. Esta es una de esas experiencias en las que debes entrar sin estándares impuestos o una pretensión de ver algo a lo que estás acostumbrado. Les aseguro que no se trata de vanguardia. Se trata de una propuesta original sobre algo mucho más presente de lo que parece. No se dejen llevar por quienes critican el uso del blanco y negro para filmar. Esta vez es un lienzo que funciona. ¿O es que nunca se imaginaron cómo se ve la sangre en una película en blanco y negro?

Calificación: ***

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: