Anuncios

Crítica cine: The House with a Clock in Its Walls (2018)

Cuando Lewis se convierte en huérfano, se muda con su tío, un mago que esconde un secreto muy particular en la casa donde vive.

Dirigida por: Eli Roth.

Protagonizada por: Owen Vaccaro, Jack Black, Cate Blanchett, Kyle MacLachlan, Colleen Camp, Renée Elise Goldsberry, Sunny Suljic, Ricky Muse, Braxton Bjerken, Perla Middleton, Charles Green, Demetri Landell, Alli Beckman, Van Marten, Chris Adams, Aaron Beelner.

País: Estados Unidos.

Género: Fantasía.

Duración: 105 minutos.

Después de leer varias críticas de The House with a Clock in Its Walls, me doy cuenta de cuan exigentes nos hemos convertido para evaluar algunas películas que definitivamente son diseñadas para un público específico. Son películas “tontas”, para chicos, de horror inofensivo, y con un sentido de comedia pocas veces engranado tan bien con el miedo que produce un monstruo. Para algunos es un reto poder transportarse a una silla diminuta y ponerse al mismo nivel que es sorprendido por lo que el resto considera normal. En mi caso, soy casi un promotor de este estilo. Así que cuando me enteré que Amblin estaba produciendo una película de horror para chicos, dirigida por Eli Roth, mi confianza se materializó.

En The House with a Clock in Its Walls, Lewis ha perdido a sus padres en un horrible accidente. Su familiar más cercano es un tío al que no conoce. Excéntrico y distinto, Jonathan tratará de convertirse en un guardián digno. Florence es la vecina y mejor amiga de Jonathan, quien también parece ser la indicada para cuidar de Lewis. Pero Jonathan y Florence tienen algo extraño que Lewis no logra descifrar. En una noche oscura empieza a explorar la casa en la que ahora vive, y se da cuenta de que está viviendo con un mago que junto a su mejor amiga, están buscando un reloj escondido. Cuando Lewis convence a ambos de entrenarlo para poder hacer trucos, todo se sale de control. El chico despierta a alguien que no tiene que despertar: un poderoso mago que antes de morir escondió el reloj que todos buscan. Y cuando regresa, los planes no son los mejores para todos.

Volviendo al primer párrafo, la mayoría critica a un Jack Black que parece querer opacar al resto de los actores. Nada menos que absurdo afirmar que el actor es premeditado. Se trata de una personalidad de la que no puede desligarse. Sí, es uno de esos actores que parece estar haciendo el mismo personaje siempre. Pero esto no es un problema. En The House with a Clock in Its Walls sirve de contraparte explosiva a una Cate Blanchett, de la cual nos cuesta entender la humildad con la que se acerca al papel. Aplausos para un dúo imperfecto pero nunca disonante. Pero Owen Vaccaro cumple el objetivo de ser un “niño Spielberg” en todas sus características. Roth hace un excelente trabajo a la hora de dirigir a un chico que debe sobresalir con su inocencia, silencio y mirada curiosa.

Eli Roth realiza una película para chicos que tiene infusiones de un estilo de cine que solemos ver ya. Sí, con un Jack Black más particular que nunca pareciera que estamos viendo una secuela de Goosebumps, pero nunca The House with a Clock in Its Walls sigue un patrón o fórmula para poder cumplir con un objetivo de ser apropiada para todos. Acá hay monstruos que dan miedo, hay muertos que resucitan, hay peligro por meterse en lugares que deben permanecer cerrados. Pero sigue siendo una dosis precisa de horror para chicos, quienes deberían ver que no solo hay magia en Hogwarts y a veces los monstruos no son tan inofensivos como parecen.

Calificación: ***

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: