Anuncios

Crítica series: The Society (Temporada 1 – 2019)

Cuando sus padres desaparecen un grupo de adolescentes deben sobrevivir ante el aislamiento y la anarquía inminente.

Dirigida por: Christopher Keyser, Rachel Sydney Alter, Emily Bensinger, Anna Fishko, Woo Nguyen, Maile Meloy.

Protagonizada por: Gideon Adlon, Domenic Arduino, Sean Berdy, Natasha Liu Bordizzo, Jordan Bradbury, Michael Cassata, Jacques Colimon, Grace Victoria Cox, Olivia DeJonge, Alex Fitzalan, Kristine Froseth, José Julián, Rachel Keller, Alex MacNicoll, Salena Qureshi, Joseph Ramah, Toby Wallace, Benjamin Breault, Peter Donahue, Damon J. Gillespie, Seth Meriwether, Christopher Gray, Acei Martin, Lee DiFilippo, Kate Avallone, David Aaron Baker, Anastasia Barzee, Amy Carlson, Ava Gaudet, Remington Keyes, Chloe Levine, Bob Rochelle, Michael Siberry, Angela Hope Smith, Paul Anthony Stewart, Kathryn Newton.

País: Estados Unidos,

Género: Drama, suspenso.

Duración: Diez episodios.

El planteamiento realizado en The Society no es algo nuevo. De hecho, lo hemos visto innumerables veces en el cine moderno y en el mundo de las series en las que los héroes deben sobrevivir a la anarquía impulsada por pocos. Y cuando The Society se promueve, no hay una mención al por qué sino a a la consecuencia. Como si la causa del conflicto no fuera relevante. Ya Stephen King lo intentó con su larguísima obra Under the Dome (no relacionemos a la risible serie por favor). Y en algunas películas como The Divide, nos encontrábamos al extremo del aislamiento. Pero The Society insiste en aterrizar con su trama orientada al público adolescente e impone un estilo más dramático del que imaginamos. A veces el pánico está en el silencio y en lo premeditado.

Un grupo de jóvenes se va a un viaje escolar. En el trayecto todos se duermen. Pero cuando llegan al destino, se dan cuenta de que han regresado al pueblo donde viven porque “algo ocurrió en el camino”, según les comunica un chofer. Todos se bajan del autobús, y empiezan a esperar a sus padres. Las comunicaciones parecen no funcionar y en el pueblo parece no haber nadie. Se han desvanecido todos y han quedado solos como únicos habitantes del sitio donde vivían, que ahora está rodeado por un bosque frondoso y aparentemente interminable. Cuando intentan formar una sociedad civilizada y por consiguiente sobrevivir, empiezan a aparecer las personalidades fuertes y el peligro inminente de rebeldes. Pareciera que esto es una serie típica sobre adolescentes peleando y en cierta forma de lo es. Pero les aseguro que hay algo más en The Society que rompe el molde de lo habitual.

En primera instancia, hay un descarte casi automático y premeditado sobre el por qué ocurrió lo que ocurrió. En diez episodios transcurre un conflicto mucho más genérico pero importante. The Society pasa de ser una serie de fantasía/ciencia ficción a ser un drama/thriller de atributos más realistas. El conflicto está en un choque de personalidades y por consiguiente lucha de poder. En este ámbito, The Society goza de interpretaciones bastante decentes considerando que no es la típica serie de altibajos dramáticos. Acá estamos al frente de jóvenes en una situación que podría presentarse en una circunstancia más realista pero cuyas reacciones están atadas a algo primitivo. Es imposible no recordar a Lord of the Flies en este tipo de muestras. Hay mucho de esa gran obra literaria en The Society. Desde la polarización de las partes, hasta el sentimiento deplorable de un final que sabemos que no va a llegar.

The Society cuenta con los elementos habituales de estas series. Las subtramas innecesarias, las secuencias de desenfreno adolescente, y hasta los clichés de personajes escolares. Pero algo con lo que no contaba y me sorprendió y vale la pena mencionar es la presencia de un personaje como Campbell, interpretado por el magnífico Toby Wallace. Campbell es el punto negro en medio de un cielo azul y prometedor, la sombra en medio de la luz. Su personaje es uno de los villanos de la televisión más importantes de la última década y es precisamente su falta de razonamiento y motivo lo que lo hace algo llamativo. En medio de la desesperación, la falta de respuestas, un psicópata es lo que menos necesitamos y eso es Campbell.

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: