Anuncios

Crítica cine: The Mission (1986)

Un sacerdote jesuita y su compañero deciden defender a las tribus indígenas de Suramérica de la inminente imposición de esclavitud por parte de la realeza.

Dirigida por: Roland Joffé.

Protagonizada por: Robert De Niro, Jeremy Irons, Ray McAnally, Aidan Quinn, Cherie Lunghi, Ronald Pickup, Liam Neeson, Chuck Low, Rolf Gray, Bercelio Moya, Daniel Berrigan, Álvaro Guerrero.

País: Reino Unido.

Género: Drama.

Duración: 125 minutos.

A pesar de ese poster que acaban de ver y de una escena de apertura que supone un comentario directo sobre la posición de la institución de la Iglesia, The Mission de Roland Joffé, se encuentra en la lista de 45 películas grandiosas que el Vaticano recopiló en el año 1995, bajo la categoría de religión. A pesar de que es una película que retrata un soberbio comportamiento por quienes supuestamente fueron los responsables de la civilización, es imposible dejar de destacar el poder que supone el contenido transmitido. Este es un momento en el que se divide el fundamento de la institución y se aparta de la humildad que deberían promover. Esa división de poderes es la historia principal de esta majestuosa oferta cinematográfica.

Con esa escena inicial desgarradora, el guion proyecta la caída del ícono de la cruz, del símbolo que todo lo dominaba en esa época retratada en la película. A mediados de 1700 las realezas españolas y portuguesas querían arribar a la frontera de Paraguay y Argentina y asentarse como colonizadores. Los sacerdotes jesuitas eran los primeros en llegar y experimentar el rechazo de los indígenas de la zona. Cuando uno de ellos los cautiva y logra crear las primeras misiones, los miembros de la realeza insisten en normalizar la esclavitud que ya se había empezado a practicar. Uno de los vendedores de esclavos es un hombre soberbio que después de asesinar a su hermano, se aloja en el arrepentimiento y entrega su vida a defender a los indefensos. Ambos serán los líderes en la definitiva misión por salir del arraigo de las coronas y lograr la independencia de los habitantes de estas tierras.

En sus primeros 40 minutos, The Mission resuelve un conflicto que llevado a otra dimensión colocar al martirio como la única salida. Una cinematografía audaz nos transporta a un sitio inaccesible. Hay escenas literalmente imposibles de filmar y uno no puede dejar de pensar en las ganas de cumplir con lo imposible. Joffé nos lleva a ese sitio tan frondoso y salvaje que el hombre no está destinado a acceder y sin embargo utiliza la fuerza. La película está filmada ahí, donde ocurrió todo y con eso Joffé cumple con el realismo que se le destaca a The Mission. Más de treinta años después sigue siendo tan poderosa como en aquel momento en el que se estrenó. Su banda sonora ya es prácticamente una marca y es imposible escucharla sin recordar el efecto del oboe sobre los indígenas que nunca habían escuchado algo así. Una escena hermosa de aceptación que trasciende lenguajes, historia y tradiciones.

The Mission es una épica película sobre el hambre de poder y sobre el ser que luchaba por tenerlo todo sin tener noción del efecto de sus acciones. Pero también es una muestra del vigor de la humildad de pocos. Unos pocos que se atrevieron a luchar por los indefensos y no necesariamente por quienes decían ser buenos (la Iglesia fue una instituto que decidió hacer caso omiso a una masacre básicamente escrita). Sus últimos minutos son desgarradores; con un final escrito, el camino es uno solo y no es el que queremos para ellos que se sacrificaron por el resto. No es una cuestión de fe, textos, o mandatos. Es naturaleza pura.

Calificación: ***

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: