Crítica cine: Demon (2015)

Una boda en un pueblo polaco se convierte en una pesadilla para el novio que descubre los secretos de la cultura que lo acogió.

Dirigida por: Marcin Wrona.

Protagonizada por: Itay Tiran, Agnieszka Zulewska, Andrzej Grabowski, Tomasz Schuchardt, Katarzyna Herman, Adam Woronowicz, Wlodzimierz Press, Tomasz Zietek, Cezary Kosinski, Katarzyna Gniewkowska, Maja Barelkowska, Anna Smolowik, Maria Debska.

País: Polonia.

Género: Horror.

Duración: 94 minutos.

En pocas ocasiones el horror es el resultado de una derivación. Estamos habituados a que en nuestro primer acto todo conserve una estructura básica y el género se define en la entrada. Es como si en la vida misma no existieran situaciones capaces de generar terror. Fuera del concepto de la metáfora o la histeria, casi nunca se experimenta con el uso de una situación terrenal para desarrollar una historia de horror. Miedo o dificultad. Vagancia o poca creatividad. Es un síndrome difícil de diagnosticar en una industria que poco se arriesga hoy en día a hacer las cosas distintas en un mar de copias.

Demon juega con esto. Una propuesta de cine de polaco que se vuelve más extraña a medida que se va metiendo en lo común de su género. Lo que empieza como una situación cualquiera para un joven termina siendo un ticket directo al infierno de la familia en la que se está metiendo. El día más feliz de su vida es un viaje con escalas al destino que nadie quiere. Este joven extranjero conoce a una chica por internet y deciden casarse en el pueblo donde ella se crió. Ahí van a vivir en una casa del abuelo de la chica. En plena preparación encuentra una osamenta enterrada en los alrededores de la casa. Cuando el hombre empieza a tener un comportamiento extraño en la noche de la boda y empieza a ver fantasmas, cuenta lo que encontró. Esta familia podría estar escondiendo un secreto y él será la víctima de este regreso al pasado.

El estilo abordado para ambientar Demon es sumamente efectivo. Una casa antigua en el medio de la nada en donde se desarrolla una boda cuestionada. La claustrofobia se hace sentir cuando nos percatamos de que el desarrollo está ahí, en esa noche única e irrepetible. Lo que va a ocurrir, ocurrirá en el medio de una fiesta sin estructura y que solo tiene sentido para algunas culturas. Demon es una sinfonía de tributos a una cultura de la que poco se sabe. Hay una temática de judaísmo de la que es imposible escapar en la película (me recuerdo tanto a una leyenda de un dybbuk), y una mezcla de la misma con la cultura polaca pre y post guerra. En ocasiones hay una sensación de estar perdidos en la trama y estoy seguro de que se debe a esto. A no saber más de lo que posiblemente la película aborda.

Pero lo más interesante de Demon es que no tiene un carácter habitual. Recuerda mucho a Fellini y a Polanski con sus escenas grandiosas de multitudes que parecen estar sumisas a una hipnosis y comportamiento. Hay un sabor amargo de injusticia social y xenofobia en esta familia que parece necesitar guardar todo lo que esconde sin importar a quien daña. Esta noche infernal para Piotr es un viaje de ida a un nivel más cercano a ese sitio en el que pagamos por pecados de otros e historias pasadas. Ver este descenso para un hombre completamente inocente es una experiencia desgarradora que inicia como un drama y termina siendo horror puro. A veces el cambio es positivo y esta película es una prueba de ello.

Nota: la trágica noticia del suicidio del director de la película en momentos posteriores al estreno no es algo que se “siente” en la película. Morbosos abstenerse.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: