Anuncios

Crítica series: Chernobyl (2019)

Un relato soberbio sobre la tragedia nuclear que cambió al mundo.

Dirección: Johan Renck.

Protagonizada por: Jared Harris, Stellan Skarsgard, Emily Watson, Paul Ritter, Jessie Buckley, Robert Emms, Adam Nagaitis, Sam Troughton, Adrian Rawlins, Con O’Neill, Joshua Leese, Ross Armstrong, Philip Barrantini, James Cosmo, Karl Davies, David Dencik, Caoilfhionn Dunne, Fares Fares, Alex Ferns, Peter Guinness, Ralph Ineson, Mark Lewis Jones, Gerard Kearns, Barry Keoghan, James Kermack, Hilton McRae, Diarmaid Murtagh, Kieran O’Brien, Ian Pirie, William Postlethwaite, Lucy Russell, Michael Shaeffer, Jay Simpson, Jamie Sives, Michael Socha, Lucy Speed, Laurence Spellman, Sam Strike, Joe Tucker, Sakalas Uzdavinys, Laura Elphinstone.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Drama.

Duración: Cinco episodios.

Si hay algo en común sobre lo que la sociedad moderna sabe acerca de lo ocurrido en Chernobyl en el año 1986, es que las secuelas se notan hasta la fecha. Todo es acerca de la consecuencia, pero tomarnos el trabajo de investigar lo que ocurrió en ese día es algo que nunca despertó interés. Fotos en blanco y negro, videos cortos de YouTube y uno que otro artículo sobre los sobrevivientes, conforman la única pieza de información que rondaba en Internet hasta hace unos meses (no voy a mencionar siquiera esa terrible película “found footage” que utilizó la locación como combustible para seres abominables). Todo hasta que aparece esta miniserie que cuenta lo que ocurrió. Al menos lo que algunos piensan que ocurrió. La reacción inevitablemente dividida demuestra la politización monstruosa del entretenimiento y una desgarradora práctica que trata de oscurecer la verdad sobre lo que ocurrió. Sí, es la URSS. Sí, hay diferencias marcadas con Estados Unidos. Sí, hay diferentes versiones sobre las secuelas. Pero el inicio de Chernobyl nunca podrá ser desmentido. Y en el primer episodio, Chernobyl apunta a esto: el inicio del fin.

Producida por HBO, Chernobyl nos lleva por ese camino difícil de hecho y justificación. Arranca en momentos previos al desastre y concluye en una práctica decisión política. La investigación en paralelo con el arreglo del desastre demostraba el comportamiento improvisado de absolutamente todos los involucrados. Aunque las teorías estaban escritas, se mantenían perplejos al ver cómo el infierno se materializaba y el imperio sufría un golpe severo. Fuera de catalogar a quienes protagonizan la serie como los “buenos”, es una realidad que al menos una dosis de heroísmo hay que reconocerles. En una era colmada de diferencias políticas, quién se atreve a decir la verdad es alguien que debe resaltar entre la multitud.

Se repite la dedicación de HBO por realizar producciones de alto nivel. Parece mentira que esto haya sido filmado en un lugar que no ese desolado sitio donde todo ocurrió. La ambientación y escenografías son de calibres envidiables. Una dirección de arte y cinematografía sublime nos ubica en una triste zona de incomodidad. A pesar de que indican la posible dramatización de ciertas escenas y personajes, brindamos esa validación por medio de una historia simple, personajes bien diseñados, y un guion que pretende contar lo que alguien escribió en uno de los libros sobre la tragedia.

Y llegando a este punto es donde hay que resaltar el efecto de una miniserie que bien producida o no, se suponía que iba a despertar esas reacciones inexplicables de quiénes desean “defender a la Unión Soviética de cualquier ataque mediático”. Es importante contar con documentos como estos que, dramatizados o fieles, al menos brindan el indicio necesario para poder trasladar la verdad a un público actual que sí, debería conocer este hecho infame. Chernobyl es sobre esto: ocultar información para no mostrar debilidad. Y quienes hoy en día dicen que es una serie mala porque está parcializada para atacar a una sociedad utópica, podrían ser más honestos consigo mismos y reconocer que ni el comunismo ni el capitalismo respetan a potenciales víctimas de un sistema. Gente sufrió y sufre, y esa es la verdad que siempre se debe reconocer sobre el desastre de Chernobyl.

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: