Anuncios

Crítica series: Stranger Things 3 (2019)

Hawkins, Indiana, nuevamente se convierte en el foco de la extraña actividad de la dimensión paralela y los chicos más famosos de la televisión moderna deben salvar al mundo.

Dirección: Matt Duffer, Ross Duffer,The Duffer Brothers, Shawn Levy, Uta Briesewitz.

Protagonizada por: Millie Bobby Brown, Finn Wolfhard, Winona Ryder, David Harbour, Caleb McLaughlin, Sadie Sink, Gaten Matarazzo, Noah Schnapp, Dacre Montgomery, Charlie Heaton, Natalia Dyer, Joe Keery, Cara Buono, Maya Hawke, Jake Busey, Cary Elwes, Priah Ferguson, Joe Chrest, Andrey Ivchenko, Catherine Curtin, Michael Park, Sean Astin, Gabriela Pizzolo, Beth Riesgraf, Jacey Sink, Christopher Convery, Will Chase, Randy Havens, Alec Utgoff.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, ciencia ficción, aventura, thriller, horror.

Duración: Ocho episodios.

A esta altura, el éxito de Stranger Things en cualquiera de sus entregas será un hecho. En una segunda temporada esto quedó demostrado cuando Netflix se esforzó muy poco al realizar un compendio de episodios con un desarrollo pobre para sus personajes y una confianza absoluta en el elemento nostágico que tanto funcionó en la primera entrega. En esa ocasión tuvimos que soportar aquel extraño capítulo en el que Hawkins no era el escenario y Eleven se unía a una banda sin un propósito claro. Quiero pensar que de los errores se aprende. Y por eso sospeché que Stranger Things 3 llegaría con el poder de un tren que embiste con demasiada información. La respuesta es una sorpresa más que agradable. Puse mi confianza a disposición para ser maravillado y hoy estoy completamente satisfecho. Stranger Things 3 es la mejor “temporada” de este cuento de fantasía ochentosa que parece tener sustancia interminable.

Los chicos han crecido. Madurado. Sus intereses son distintos. Ya tenemos que soportar tanto las discusiones que tanta risa nos daban. Y ya no dependemos exclusivamente de ese abanico nostálgico que suponía la llegada de Stranger Things. Ahora hay personajes armados, completos. Ahora el conflicto puede desviarse de lo común para introducir una variación que viene en forma de conflicto con los rusos y el miedo al espionaje de la era. No se trata de la paranoia. Se trata de la materialización del enemigo en su peor expresión. Los rusos desean mantener una puerta abierta al inframundo que es el “Upside Down”, y arriban a Hawkins con el propósito de construir el puente a ese extraño mundo. Mientras tanto un “villano” que regresa es poseído por ese ser gigante que ya vencieron antes y que ahora tiene la capacidad de reunir a una armada para así apoderarse del mundo. Múltiples héroes que ya reconocemos, y otros nuevos miembros de la banda serán los responsables de vencer a ambas contrapartes y tratarán de sobrevivir.

Stranger Things 3 es un explosión de diversión, colores y violencia. Los 80 evolucionaron mínimamente pero el despliegue en esta ocasión es soberbio y abrumador. Desde la moda, la música y las franquicias. El cine y sus exponentes de la época. Y por supuesto, la adolescencia de nuestros personajes favoritos de Netflix. Eleven ya es una niña rebelde que no solo tiene poderes. Ahora está enamorada y siente. Max le acompaña y le aconseja. Ambas se ríen de los chicos y se empoderan a su manera. Lo importante es que nunca Stranger Things 3 choca con un obstáculo que obliga a detenerse por completo. El conflicto tiene mucha carga hasta un final emocional que dejará perplejo a más de uno.

Pero sí. Stranger Things 3 es también eso que siempre esperamos que sea. Un recuerdo hecho serie que explota nuestra sensibilidad y memoria para llevarnos de nuevo a esa era. La química de personajes es un recurso poderoso para que sigamos en sintonía con la historia y sigamos acompañándolos mientras sea posible y el peligro exista. Esta vez el punto de encuentro fue un centro comercial, un hito de la época que siempre se mantuvo como el centro principal de consumismo y el concentrador de nuestros deseos y fantasías. Stranger Things 3 nos lleva a ese ambiente y nos inunda de referencias para que recordemos. Y no solo una era. Los hermanos Duffer siguen insistiendo con la inspiración y el plasmar la misma en un diccionario de guiños que prácticamente no se termina. Antes habían bajado la guardia con una historia floja. Ahora se armaron de la profundidad de sus personajes para conformar la mejor entrega de todas. Por ahora.

Un trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: