Crítica cine: Polaroid (2019)

Iteración del horror que no aporta nada al género. No digan que no se los advertí.

Dirigida por: Lars Klevberg.

Protagonizada por: Madelaine Petsch, Kathryn Prescott, Javier Botet, Tyler Young, Grace Zabriskie, Mitch Pileggi, Keenan Tracey, Samantha Logan, Priscilla Quintana.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 88 minutos.

Vean el título.

Vean el poster.

Y noten el género.

¿Todavía no saben de qué va Polaroid?

Así como posiblemente entiendan lo que quiero decir, les aseguro que hay muchos más elementos por medio de los cuales van a adivinar. Este tipo de declaraciones demasiado obvias para ser tomadas en serio me recuerdan a cuando en los años 80 todas las festividades debían tener una película de terror relacionada. Esa explotación del componente es algo potencial y prometedor en Polaroid. Cuando en pleno desarrollo del segundo acto, hay un indicio del camino arriesgado se despierta una hermosa posibilidad. Cuando lo sobrenatural pasa de lo mundano y común a lo peligroso y terrenal, es cuando la película gana una mínima dosis de atención después de una pésima introducción.

Pero desafortunadamente no puedo afirmar otra cosa que no sea la condena de una película que no se esfuerza por ser mejor y tiene demasiadas señales de una post producción accidentada y manipulada. Polaroid parece servir solo para una cosa: Mostrar el nombre de un director que ganó un puesto para dirigir el remake de la famosa película sobre el muñeco asesino que está poseído.

En Polaroid todo ocurre como se supone. Una chica que es fanática de la fotografía consigue una cámara que parece estar maldita luego de una secuencia inicial vergonzosa. Al probar esta cámara en distintas personas, se da cuenta de que desata una ola de muertes extrañas que tienen una sola cosa en común. Esas personas han sido retratadas por esa misteriosa cámara instantánea que parece tener un pasado oscuro. Para vencer a lo que sea que está detrás de las muertes, la chica debe ingeniar un plan para mantener vivos a sus amigos y a ella misma. Si aguantan hasta el final, se darán cuenta de que la idea no es precisamente la mejor.

Y es que tampoco puedo decir cuál es el mejor camino para personajes que no cuentan con motivación aparente en la película. Luego de ese intento peligroso de unir mundos difíciles de mezclar, la película muestra una preferencia por mantenerse al borde de lo seguro, con clichés y actuaciones muy cuestionables, que no resolverán la vida de quienes interpretan a las víctimas en esta horrible película de horror. Si algo se había construido en un primer acto bastante decente, esa pequeña posibilidad se derrumba en un final sin sentido que pretende solucionar todo y atar cabos con el menor metraje posible. Este apuro le cuesta caro a Polaroid, una de esas que se te van a olvidar pronto.

Cuando terminaba esta pobre muestra de cine, no hacía otra cosa que pensar si esto no lo había visto antes. Y definitivamente llegué a otra conclusión. No se trata de una historia que ya vi antes. Se trata de un estilo inexplicable. Polaroid parece un episodio de calibre bajo de The X-Files. La estructura nos recuerda a esas muestras casi experimentales de tramas sin sentido y con un poco de misterio. No ayuda tampoco que los efectos especiales de Polaroid son una prueba del poco presupuesto que se les otorgó para generar una amenaza al menos creíble. Esos efectos son una verdadera basura.

¿Qué hizo Javier Botet acá? No tengo ni la más remota idea pero quizás debería empezar a filtrar sus propuestas y no tener su nombre asociado a cosas como esta.

Calificación: *

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: