Crítica cine: Annabelle comes home (2019)

Entrega obligada y pequeña sobre la muñeca inerte más peligrosa de todas.

Dirigida por: Gary Dauberman.

Protagonizada por: Mckenna Grace, Patrick Wilson, Vera Farmiga, Madison Iseman, Katie Sarife, Michael Cimino, Stephen Blackehart, Steve Coulter, Eddie J. Fernandez, Emily Brobst, Alison White, Paul Dean, Luca Luhan.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 106 minutos.

Siempre es válido recordar de donde venimos. Las raíces son todo. Ese sitio en el que aparecemos por primera vez y que nos modela el resto de la vida. Parece un reflexión personal pero me gusta asociar al origen del cine de horror y los personajes icónicos, y los villanos de esas películas. Los inicios son ensayos. Por más que alguien lo niegue y por más que un director diga siempre estuvo seguro del éxito, es una realidad que el uso de un personaje acarrea la inseguridad de una escena. Con The Conjuring ocurría algo muy particular y es que durante sus primeros minutos nos presentaba a un personaje que no “protagoniza” el terror de la primera entrega de ese universo. E igual consolidaba su postura como el horror moderno que recurría a lo clásico. No se detenía a explotar lo banal de una muñeca llamada Annabelle para poder ser efectiva.

Pero ese fue el inicio de ese universo. Ahora seis películas más tarde, Annabelle protagoniza la tercera entrega de su submundo. Pero es curioso como Annabelle Comes Home se siente como una trampa astuta y bien ubicada. Siempre supe en lo que me estaba metiendo. Sabía que no podían girar mucho con su historia pero esta poco inteligente entrega parece más un ensayo masivo que una historia sobre la propia muñeca. No sentí que era una tercera parte. Sentí que era una iteración válida nada más.

Los Warren son esos demonólogos que tanto nos gusta ver en familia. Y nuevamente vemos la escena en la que conocen a la muñeca que nunca se mueve pero que parece tener vida propia. Esta “captura” viene acompañada de sustos obligados pero finalmente Annabelle llega a donde siempre debió estar, al museo de los Warren, en donde miles de objetos embrujados parecen estar contenidos. Años más tarde, cuando los Warren van a investigar un caso (me pregunto cuál), dejan a su hija con una niñera. Pero esta noche de chicas se convierte en una pesadilla cuando otra chica llega a la casa y abre la puerta del museo de los Warren. ¿A quién suelta? A esa muñeca siniestra que tiene un poder inexplicable pero real. ¿Debo decirles más?

Annabelle Comes Home es definitivamente una película sólida. Una de esas que funciona como un aporte ligero al cine de horror y que sirve para una noche oscura de viernes. Pero no ocurre mucho en esta historia más que jugar con la posibilidad de que la hija de los Warren (interpretada por una espectacular Mckenna Grace) podría continuar con el legado. Se trata de chicas siendo aterrorizadas por entes sobrenaturales. Annabelle Comes Home podría ser descrita como la confirmación de que Warner Bros. va a crear un universo a lo Marvel, con cantidades inciertas de personajes aterradores y con una historia válida para contar. En ese museo viven tantos y hacen tanta presencia en la película que nuestra atención se desvía por no saber a quien ver.

Atrás quedó esa sentencia de “basada en hechos reales” que llevó al cine a muchas personas para poder experimentar el horror de algo que realmente había ocurrido. Annabelle Comes Home es precisamente un punto menos en esa escala que tan famoso hizo a los Warren y tan notable hizo al Universo Conjuring que parece ser indetenible.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: