Crítica cine: It: Chapter Two (2019)

Pennywise vuelve después de 27 años, y los chicos que ya no son chicos deben volver a Derry.

Dirigida por: Andy Muschietti.

Protagonizada por: Jessica Chastain, James McAvoy, Isaiah Mustafa, James Ransone, Bill Skarsgård, Jay Ryan, Bill Hader, Andy Bean, Xavier Dolan, Will Beinbrink, Jack Dylan Grazer, Teach Grant, Sophia Lillis, Taylor Frey, Finn Wolfhard, Jake Weary, Jaeden Martell, Nicholas Hamilton, Jess Weixler, Jeremy Ray Taylor, Peter Bogdanovich, Jake Sim, Jackson Robert Scott, Stephen King, Owen Teague, Javier Botet, Joan Gregson, Wyatt Oleff, Troy James, Kate Corbett, Chosen Jacobs, Lyla Elliott, Jason Fuchs, Stephen Bogaert, Logan Thompson, Kelly Van der Burg, Janet Porter, Ari Cohen, Elena Khan, Ryan Kiera Armstrong, John Connon, Anthony Ulc, Rob Ramsay.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 169 minutos.

El haber esperado bastantes días para escribir sobre It: Chapter Two es algo que me costó. Debatía entre la malinterpretada falta de atención a quienes me leen, y la necesidad de digerir un producto como este, uno que definitivamente requiere un análisis “frío”, dándole oportunidad a los detalles para que permitan decidir que la opinión no es solamente una reacción, sino algo deliberado y justo. Y me sirvió este tiempo para imaginar los caminos posibles que Andy Muschietti quiso plantear con su visión de la segunda parte de la historia más completa de Stephen King (no es The Stand). Confirmado solo hay uno, y desafortunadamente es ese que no queremos aceptar al final. Creo que yo más que nadie, necesitaba que el segundo capítulo sirviera como un cierre de alta calidad para una historia que lo requiere. El problema con It: Chapter Two no es determinante pero es difícil de omitir: demasiadas películas en una, y una muestra definitiva que termina siendo más ruido comercial que una sinfonía aterradora.

En It: Chapter Two, Pennywise está de vuelta. El Club de los Perdedores ha crecido y han olvidado lo que alguna vez ocurrió. Mike Hanlon, es el único que permaneció en Derry y luego de un crimen horrible, decide contactar a los amigos que con quienes hizo esa promesa de “volver si alguna vez Eso volvía”. Esa llamada les cambia la vida y ellos deciden regresar al pueblo para luchar una vez más contra esa entidad de múltiples formas que cada 27 años decide salir a buscar comida.

Un tratamiento poco serio y una cualidad de terror ligero permiten que esta continuación sea una película fácil de ver aunque su duración sea excesiva. Si bien muchas escenas son descartables, la realidad es que Muschietti no crea un producto aburrido. Sustos y efectos especiales abundan, y para un público menos exigente, podría calificar como la propuesta de horror que te permite ir al cine y disfrutar casi tres horas de disfrute puro. En eso, It: Chapter Two es satisfactoria. En ser la secuela que cumple con llevar gente al cine.

Pero con It: Chapter Two se juega demasiado al soporte de un escenario, a la grandeza de una producción. Atrás quedó esa característica humilde de analizar al miedo como villano, y como principal detonante de la historia. Muschietti recurre al flashback constante para justificar una historia que no necesita explicación. Ya la historia de los niños la sabemos y esta vez su aparición es relleno constante de una película que debería culminar, y no desarrollar un conflicto que ya se finalizó hace un par de años. No voy a cuestionar lo que se hizo adaptar del libro y lo que no (creo que las adaptaciones son cartas abiertas que se diagnostican por la calidad de construcción y no por el contenido que podría ser accidentado). Pero quiero denotar algo: hay un factor fundamental en la historia (libro y primera adaptación hecha para televisión) y es eso que hace Stanley Uris. Para nadie es un secreto que Stanley llega a su fin durante la segunda parte de esta épica historia. Y en esta ocasión hay un giro sobre el porqué. Y ahí se esconde un resumen del problema. Esto es tema de conversación, pero ¿no se suponía que Stanley recurría al suicidio por miedo puro? ¿Para qué cambiar algo que es crucial para entender el efecto de una contraparte?

Ya sea una decepción o un llamado al autoanálisis para eliminar la capacidad de expectativa, It: Chapter Two es una película de horror que contiene todo lo que necesitas. Un casting repleto de estrellas (algunos con interpretaciones bastante mediocres). Un compendio de logros técnicos atípicos del género. Una historia lógica. Pero también It: Chapter Two era la promesa de cierre que Derry y su grupo necesitaban, para quienes buscamos más que fanfarria en el cine de horror. Ya veremos si Muschietti logra el supercut que quiere hacer. Por ahora nos tendremos que conformar con una adaptación explosiva que luego de varios días ha perdido sabor.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: