Crítica cine: Eli (2019)

Una familia va a un centro de tratamiento distinto para buscar la cura de la enfermedad rara que sufre el chico, y empiezan a ocurrir cosas raras.

Dirigida por: Ciarán Foy.

Protagonizada por: Charlie Shotwell, Kelly Reilly, Lili Taylor, Max Martini, Sadie Sink, Jared Bankens, Deneen Tyler, Katia Gomez, Kaleb Naquin, Parker Lovein, Nathaniel Woolsey, Austin Foxx, Mitchell de Rubira.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 98 minutos.

Una de la entregas nuevas de Netflix del 2019 en el género de horror es Eli, dirigida por el irlandés Ciarán Foy, quien fue responsable por aquel mar de cosas raras llamado Citadel y la secuela decente Sinister 2. Por más que se le critique, Netflix es esa casa cómoda en la que todo parece que puede pasar, hay una libertad amplia a nivel de producción y las oportunidades no se desperdician. Aunque sus resultados no sean siempre buenos, debemos reconocer que es el “canal” por medio del cual tenemos películas nuevas siempre y no necesariamente van dirigidas a un subgénero específico. Nunca entendí a las personas que dicen “en Netflix hay poca variedad”. No están las películas que están pasando en el cine. Y eso está bien. Para ver esas, hay que ir al cine. Es sencillo. Para algo “fácil” tenemos películas como Eli.

Eli es una película cómoda de horror, fácil de absorber por el espectador común en una noche en la que hay que quedarse en casa. Su primer acto es apurado y con pocas fallas. Sus personajes recurren a la simpleza del argumento para mantenerse secundarios ante la importancia de su personaje principal, un chico que sufre una horrible enfermedad que lo obliga a estar aislado del mundo, en una burbuja plástica. Sin embargo, sus padres consiguen un posible tratamiento. Viajan a una casa antigua que está remodelada para servir de clínica. Acá una doctora los recibe y promete la solución, o al menos días de tranquilidad para poder tratar a Eli, el chico que no puede estar al aire libre sin que su piel empiece a arder. Pero Eli empieza a recibir señales de algo que vive en esa casa. Apariciones, cuartos aislados, y una chica que vive afuera, son indicios de que ese sitio no parece ser tan seguro. La verdad de su tratamiento es mucho más determinante de lo que la familia de Eli pudo imaginar.

Desafortunadamente no mucho ocurre en Eli después del planteamiento, y antes de una revelación final que sí, cambia todo lo que vimos antes, pero se siente como una trampa que nunca se desarrolla. Ese momento en el que sabemos la verdad sobre Eli es el momento crucial de la película y aunque se maneje con delicadeza, no podemos evitar sentir que quien escribe tuvo su momento de pereza y no quiso responder todas las preguntas que se originan. Es una falla que lastima. Pero nunca destruye lo que es vehículo de performance para Charlie Shotwell, quien interpretando a Eli, sostiene una explosiva actuación. Lo habíamos visto en Captain Fantastic y All the money in the world, pero acá termina de confirmar que es uno de esos talentos a tener en cuenta en los próximos años.

Ahora que ya leyeron y algunos ya han visto la película, es posible que entiendan que el poster no ayuda mucho a esconder la sorpresa de la película. Pero no creo que sea algo negativo. De hecho Eli es una de esas pocas películas cuyo twist es tan absurdo que es difícil imaginar la dirección definitiva, siendo la tendencia algo relativamente fácil de adivinar. En todo caso, traten de no adivinar ni tratar de descifrar. Siempre es preferible ser sorprendido.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: