Crítica cine: Hunt for the Wilderpeople (2016)

Un chico rebelde cae en manos de una familia que vive en el campo y juntos emprenden un viaje para escaparse de las autoridades que amenazan con separarlos después de una horrible tragedia

Dirigida por: Taika Waititi.

Protagonizada por: Sam Neill, Julian Dennison, Rachel House, Rima Te Wiata, Oscar Kightley, Rhys Darby, Cohen Holloway, Mike Minogue, Stan Walker, Taika Waititi.

País: Nueva Zelanda

Género: Drama, comedia, aventura.

Duración: 101 minutos.

Pocas veces siento que tuve una experiencia tan grata con la comedia como la tuve con Hunt for the Wilderpeople. De principio a fin plantea una historia absurda en un tono absurdo. Nada de lo que ocurre en la película a nivel de historia es identificable para quien la ve, y sin embargo, su final nos plantea un dilema emocional perpetuo y bastante relevante para la película. No es una comedia hilarante que en su final se torna melodramática aburrida. Se trata de una adaptación distinta del ciclo difícil de un núcleo familiar que no cumple con las características comunes, ni siquiera las de una familia recién formada. Hunt for the Wilderpeople es una de esas muestras que podría ser parte del catálogo de cine que los chicos deberían ver. Sí, así de importante fue verla y vivirla.

Un chico que va de casa en casa no termina de calzar en alguna familia que lo adopte definitivamente. Es un chico con problemas de delincuencia que fue abandonado por su madre y el servicio estatal no sabe donde ubicarlo. La opción temporal parece ser una granja en el medio de la nada cuyos dueños han sido ejemplares ciudadanos y perfilan ser los indicados para cuidar a Ricky. Al principio todo es difícil pero el chico se termina adaptando a una madre adoptiva que le enseña todo lo que necesita y un padre adoptivo que está ausente y solo gruñe para expresarse. Pero un día ella muere. Trágicamente la familia se queda incompleta. El servicio que cuidó siempre a Ricky se da cuenta de que no debe continuar en esta casa. Ricky y su “tío” Hec se dan cuenta de esto. Y cuando Ricky decide huir y escapar del sistema que nunca le garantizó una familia, Hec decide seguirlo. Juntos emprenderán una aventura para escapar del gobierno y de la separación inminente.

El neozelandés y talentoso director Taika Waititi escribe y dirige Hunt for the Wilderpeople y confirma la libertad que tiene a la hora de crear el contenido que lo caracteriza. Y a pesar de que Hunt for the Wilderpeople es una comedia irreverente de un chico que quiere ser “gangster”, es también una exploración honesta sobre los estándares de las familias y la confirmación de que el nexo genético no lo es todo siempre. Ayuda mucho al tono de la película una dinámica incendiada por la actuación magistral de Julian Dennison (quizás lo recuerden como el chico rabioso de Deadpool 2) como Ricky, y Sam Neill como el supervisor que debe encausarlo. Ambos parecen estar hechos para el papel que Waititi diseña y escribe con su sello personal de irreverencia, comedia poco ligera y planos cercanos de expresiones faciales). Sobre todo Dennison imprime autenticidad a un rol que no necesariamente lo requirió siempre. Estoy seguro de que hay mucho de su personalidad en Ricky Baker, son sus guiños constantes al rap, y la necesidad de ser honesto siempre. Es un placer ver un performance de ese estilo.

Hunt for the Wilderpeople es rápida y divertida. Es una comedia dramática que no se rebusca demasiado para ser original. Les aseguro que se van a reír de principio a fin. Pero les advierto, no es lo típico.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: