Crítica cine: Lost Girls (2020)

Una adaptación del libro de Robert Kolker que hace poca justicia al caso que retrata, sobre un asesino en serie en Long Island.

Dirigida por: Lis Garbus.

Protagonizada por: Amy Ryan, Thomasin McKenzie, Lola Kirke, Gabriel Byrne, Oona Laurence, Miriam Shor, Dean Winters, Kevin Corrigan, Austyn Johnson, Rosal Colon, Reed Birney, Jimi Stanton, Molly Brown, Matthew F. O’Connor, Haskiri Velazquez, Harvey B. Jackson, Jared Johnston, Karan Choudhary, Stan Carp, Grace Capeless, Brian Adam DeJesus, Aaron Morton, Jon Haslam, Sarah Wisser.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, thriller.

Duración: 95 minutos.

Ya después de tantos logros y fallas en el cine moderno, cualquiera pensaría que las fórmulas están bien definidas para que cualquiera pueda utilizarlas. Ya casi nadie cuestiona si una película se parece a otra porque definitivamente vivimos en una época de ideas escasas y estudios que dominan la producción. Con esto no tenemos problema. Al cine seguiremos yendo, aunque una película parece igual a otra. El compartir fórmulas no es un crimen. A veces es preferible que sospechemos de una copia, que veamos algo que es tan mediocre que resulta ofensivo para el espectador.

Extraño cómo una película como Lost Girls aparece en Netflix y se estrena al público. Utilizando una premisa devastadora, cualquiera pensaría que el tratamiento será al menos respetable para quiénes vivieron esto. Pero Lost Girls es una burlesca versión de lo que realmente ocurrió. Ambientada como la lucha personal de una madre para buscar a una hija desaparecida, usa a la espectacular Amy Ryan para viajar por distintos estados de ánimo y confirmar a su personaje como una de las peores madres que hemos visto en el cine. No hay razones lógicas para esto. Y cuando la película termina, se supone que hay redención, perdón, y hasta algo de esperanza. Yo solo sentí el amargo saber de una oportunidad desperdiciada.

En ocasiones Lost Girls juega con la comedia (esa escena de un grupo de mujeres en una cafetería no tiene ningún tipo de sentido a nivel de género), y en otras se ajusta demasiado a lo que un libro contó. En esos momentos, hay una sórdida visión sobre diversos culpables en un caso que desde un principio no tenía que existir. Y solo fue la valentía de una madre lo que logró algo de justicia. Al menos eso es lo que debemos determinar cuando Lost Girls finaliza su colección de escenas que no se pueden conectar de ninguna manera; es un columpio de matices y tonos que poco aportan para una trama que tiene sentido pero no parece culminar nunca. Hay planos sin sentido (en particular uno del exterior de una casa, que se mete en la película de la forma más inesperada y discordante), hay discusiones de relleno y hasta personajes que se pierden para no aparecer más. Es casi una obligación preguntarse si alguien vio esto antes de estrenarlo.

Y no se puede descartar que acá todo está escrito. Acá todo ocurrió y no hay necesidad de inventar nada. Lis Garbus no es una persona ajena al medio y no podemos culpar su falta de experiencia como lo que determina el producto final. De hecho, hay poco que podamos utilizar para confirmar el dónde está el error. Un casting increíble, y una producción de alta calidad, podría haber sido suficiente para que Lost Girls fuera una que valiera la pena en medio de tanta basura descartable del servicio de streaming por defecto. Me cuesta entender el cómo un esfuerzo colectivo logró una película que no entiende en qué está basada y cómo se deben tratar los hechos, y que sí termina siendo una ofensa para quiénes vivieron esto.

Calificación: *1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: