Crítica cine: The Nightingale (2018)

Una convicta que vive en la miseria y a disposición de miembros de la armada jura venganza después de que su familia es brutalmente atacada.

Dirigida por: Jennifer Kent.

Protagonizada por: Aisling Franciosi, Sam Claflin, Baykali Ganambarr, Damon Herriman, Harry Greenwood, Ewen Leslie, Michael Sheasby, Charlie Shotwell, Magnolia Maymuru, Matthew Sunderland, Ben McIvor, Luke Carroll.

País: Australia.

Género: Bélica, drama, thriller.

Duración: 136 minutos.

La brutalidad en el cine es un recurso que no todo director sabe manejar de forma efectiva. Tarantino a veces lo usa como motivo, y Scorsese puede hasta matizar escenas con la violencia desmedida de personajes que meditan en base a este tipo de reacción. Pero me gusta pensar que hay cierta sensibilidad con la que se debe contar para que una escena violenta e incómoda, funcione del todo. Esto no debería ser gratis. Y siempre la incomodidad debería tener razón de ser.

Imaginarse The Nightingale sin su característica más importante es difícil. Después de todo, fue una película que se vendió como un momento brutal, tan violento que obligó a algunos a salirse del cine. Pero después de superar lo que es un primer acto accidentado y definitivamente engañoso, ¿qué queda en The Nightingale?

Es una respuesta que se aloja en un difícil discurso sobre la guerra, sus derivados y los efectos que hasta el día de hoy se siguen viviendo. No creo que Jennifer Kent sea una cineasta con un propósito distinto al que revela cuando decide hacer The Nightingale y salirse del encasillamiento que su primera película le brindó. Insistente y firme en cuanto a su convicción, Kent filma su versión del horror de la guerra con fallas y aciertos que permiten que The Nightingale sobreviva de forma agonizante. Es una película dependiente del espectador y cuanta tolerancia tenga en el momento.

La guerra en la que el Reino Unido colonizó a Australia es el escenario para The Nightingale. Un batallón de soldados es liderado por un inseguro teniente que desea demostrar su capacidad para ser quien mande. Bajo su poder está una joven convicta que junto a su familia debe superar el yugo de este hombre quien no termina de liberarla. Ella es sirvienta, cantante, y hasta víctima del abuso sexual constante. Todo bajo la promesa de ser perdonada. Pero una noche todo toma un giro espeluznante. Cuando su marido se entera del poder que ejerce este joven militar, ella lo convence de no decir nada. En ese momento llega a su casa el terror en forma de un grupo de militares con su líder. Es una escena que no quiero siquiera recordar, y una que da pie a un viaje horrible de venganza. Ella no se detendrá hasta exterminar a quién representa la peor amenaza.

Kent sabe que The Nightingale no es una película para todos. Ella no define otro camino posible. Es una perturbadora travesía sobre la venganza como necesidad humana, y las tradiciones rotas que precisamente nos aportan humanidad en medio del desastre. Pero soportar The Nightingale requiere constancia. Requiere valor sobrepasar lo que definitivamente es una sentencia que no tiene que ver con el género de la película pero sí con el realismo que desea representar. A partir de esta sentencia, Kent realiza una ligera adaptación realista de los horrores de la colonización en sus peores facetas. Estos hechos ocurrieron y es difícil negarlos. Si bien no hay una consistencia que permita adherir semejante escenario con la causa de una heroína desesperada, The Nightingale arriba a un final poético que se siente apurado pero justo.

Esta es una de esas películas de la que estoy seguro que nunca más voy a ver.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: