Crítica cine: The Gentlemen (2019)

El regreso de Guy Ritchie al mundo de los gangsters no se asemeja a sus mejores entregas, pero hay algo de promesa.

Dirigida por: Guy Ritchie.

Protagonizada por: Matthew McConaughey, Charlie Hunnam, Hugh Grant, Colin Farrell, Eddie Marsan, Henry Golding, Michelle Dockery, Jeremy Strong, Jason Wong, Jordan Long, Russell Balogh, Chidi Ajufo, Lyne Renee, Max Bennett, Eugenia Kuzmina, Togo Igawa, Tom Wu, Simon. R. Barker, John Dagleish, Lily Frazer, Gershwyn Eustache Jnr, Samuel West, Geraldine Somerville, Franz Drameh.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Acción, comedia,, thriller.

Duración: 113 minutos.

Como he afirmado antes, creo que nadie quiere hacer una película que sea fácil de olvidar. Saliendo de las fórmulas de películas románticas hechas para televisión, creo que la necesidad constante es sobresalir entre el resto. Es obvio que esto requiere un esfuerzo notable. La industria de cine actual es exagerada a la hora de producir películas, y muchas de ellas parecidas entre sí. Al menos un cineasta de esos cree en sí mismo y no en la productora que está haciendo su película. Siempre hay que luchar por ese producto que una sola persona visualizó de forma precisa en su mente. Ese “director” que todo lo ve, y todo lo planifica. Guy Ritchie siempre ha sido uno de esos que imprime un sello original en sus películas. No ha tenido logros en sus últimos años, y la crítica lo ha destrozado. Pero estoy seguro de que Ritchie no quiere hacer películas fáciles de olvidar.

Cuando se anunció que Ritchie estaba volviendo al mundo que tan bien supo reflejar en alguna época, la alegría fue instantánea. Todavía no hemos podido sacarnos de la mente al mundo de los gitanos en Snatch, y la presencia de Vinnie Jones como el inesperado maleante que siempre queríamos que hiciera algo. Ritchie volvía a eso. Sin el filtro de cine independiente y con un refuerzo magnífico de actores. The Gentlemen es ese producto final que no renueva la fe por completo en el director. Pero al menos sirve como guiño a sus espectadores más fieles.

En The Gentlemen, un mafioso posee la carga de drogas más interesante y más rentable que se puedan imaginar. Es un norteamericano que se asienta en el Reino Unido y domina la industria. Su imperio resulta atractivo para otros líderes del crimen. Cuando una posible venta desata un tornado de chantaje, violencia y muchos chismes, el peligro no tarda en llegar para este  magnate de la marihuana. La astucia y el reconocimiento de sus enemigos, serán elementos esenciales para sobrevivir a la lucha de poderes.

Ritchie no regresa con todas sus armas. No es el mismo director de antes y atrás quedó su edición frenética. The Gentlemen no parece un video musical largo. La comedia es un gran elemento en la película y Ritchie la usa en todo momento para liberar el estrés obligatorio y para sacar nuestra atención de la posible explosión de violencia que se avecina en cualquier momento. Es curioso pero Ritchie no usa demasiado a sus actores para la comedia. Es algo que solo funciona en la situación. Sus actores son reflexivos, serios, y siempre están “puestos en tierra”. Por eso The Gentlemen podría no funcionar para aquellos que esperan el regreso absoluto del Ritchie de antes.

Esta no es una película que se queda con uno. En pocos días será una iteración interesante que esconde el regreso de un director a la zona en la que mejor se ubica. No hay nada malo con eso. Repetir lo que alguna vez hizo sería desprenderse de la enseñanza de la industria para admitir los experimentos que a veces no salen bien.

Calificación: **1/2

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: