Crítica series: Space Force (Temporada 1 – 2020)

Una divertida visita a la unidad de exploración espacial que desea vencer a los enemigos fuera de la atmósfera.

Dirigida por: Paul King, Tom Marshall, Dee Rees, Jeff Blitz, David Rogers, Daina Reid.

Protagonizada por: Steve Carell, Joseph Alfieri, Bryan Cave, Lisa Kudrow, Owen Daniels, Noah Emmerich, John Malkovich, Tawny Newsome, Ben Schwartz, Diana Silvers, Aleksey Vorobev, Jessica St. Clair, Fred Willard, Jimmy O. Yang, Don Lake, Hector Duran, Jamison Webb, Scott Morgan, Exie Booker, Tamiko Brownlee, Vivis Colombetti, Chris Gethard, Mary Karcz, Nancy Lantis, Brandon Molale, Mark Steger, Jenny Tran, Charlee Foster, Matteo Menzies, Landon Ashworth, Nicole J. Butler, Demetrius Hodges, Paul Jurewicz, Bruce Locke, Francesca Lombardo, Chris Silcox.

País: Estados Unidos.

Género: Comedia.

Duración: Diez episodios.

Un show como Space Force, en una casa como Netflix, es una promesa inevitable de calidad. Es algo directamente relacionado a las credenciales que la serie trae consigo en el medio de una época pandémica en la que la gente está en casa consumiendo estos productos como si fueran un vaso de agua en medio del desierto. Pero lo que Netflix consigue es relativamente poco en comparación a la armadura de un show que tenía que ser bueno. No se trata de una serie con un guion pobre, ni de actores que han pasado de moda. Se trata de una falla que más tiene que ver con el concepto abordado y el estilo consiguiente.

Space Force divierte, pero hay un sentido de forzado constante. Como una situación incómoda para quiénes protagonizan y ejecutan, a quiénes se les nota disparejos con sus roles. Hay situaciones que te retuercen de la risa. Y luego tenemos escenas que no despiertan nada en el espectador. Este ritmo poco constante hace que Space Force se olvide rápidamente, lo cual es imperdonable para Netflix y la inversión en un show con tanta promesa como este.

Steve Carell protagoniza la serie en el rol de Mark Naird, el líder máximo de la unidad espacial del ejercito de Estados Unidos. Este sistema es un chorro abierto que desperdicia dinero y nada parecen lograr. Naird se dedica a estudiar las posibilidades de mantener su trabajo y la cordura, mientras su hija adolescente cuestiona su poca presencia y su esposa se mantiene encarcelada. Naird es un payaso de la situación. El compañero que parece inyectar lógica a las decisiones es el Dr. Mallory, interpretado por John Malkovich, quien otorga credibilidad en la mayoría de las escenas. Juntos a un equipo muy gracioso, pero bastante mediocre, deberán demostrar por qué vale la pena mantener vigente este sector militar. Allá arriba hay un enemigo que ha logrado demasiado en poco tiempo y no está liderado por un idiota como Naird.

Al menos Space Force no es una colección de referencias culturales irrelevantes. Es una serie que con orgullo sostiene su premisa de principio a fin. En esto debemos reconocer que Netflix confía demasiado en los creadores y dan completa libertad para manipular a sus personajes y las situaciones. Carell es el centro de atención, y acá cumple un rol mínimamente similiar al de Michael Scott en The Office. Sí, es imposible comparar, pero también no podemos evitar dar algo de valor a un idiota que desea por sobre todas las cosas ganarse el corazón y espíritu de quiénes lo acompañan todos los días. Es un personaje que cree demasiado en sí mismo, y está convencido de que su acto es positivo. Cuando Space Force suelta la situación y no pretende ser tan inteligente, estamos al frente de una corta y divertida serie que transcurre rapidísimo y no resulta un inconveniente para nadie.

Calificación: **1/2

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: