Crítica series: The Mandalorian (Temporada 1 – 2019)

Estas son las aventuras de un cazarrecompensas cuya vida cambia por completo cuando acepta una misión para buscar un “activo” demasiado importante.

Dirigida por: Dave Filoni, Rick Famuyiwa, Deborah Chow, Bryce Dallas Howard, Taika Waititi.

Protagonizada por: Pedro Pascal, Gina Carano, Carl Weathers, Werner Herzog, Nick Nolte, Giancarlo Esposito, Emily Swallow, Omid Abtahi, Kyle Pacek, Brendan Wayne, Bernard Bullen, Taika Waititi, Natalia Tena, Alexandra Manea, Luis Richard Gomez, Mark Boone Junior, Jamal Antar, Tait Fletcher, Tony Taboada, Bill Burr, Julia Jones, Dominic Pace, Gary Sievers.

País: Estados Unidos.

Género: Aventura, acción, fantasía.

Duración: Ocho episodios.

Fuera del fanatismo enfermizo que existe en las filas del cine para ir a ver las últimas películas de Star Wars, creo que quieres crecimos viendo estas películas siempre queremos más. Me parece absurdo que alguien con semejantes ganas por saber del universo creado por George Lucas, tenga la capacidad permanente de decir “ojalá no hagan más”, o “si esto iban a hacer, era preferible que no hicieran nada”. Aparte del dinero que parece lloverles, creo que hay historias que todavía pueden ser contadas. Hay personajes de los que no sabemos mucho. Y en esto capitaliza Disney, durante el lanzamiento de su servicio de streaming. The Mandalorian es una serie tan buena como pretende ser y como puede ser. Esperar más es luchar contra una corriente natural de las cosas y tener expectativas altas frente a un formato que no permite brindar el detalle al que estamos acostumbrados.

El Imperio cayó. Después de los eventos que recordamos con los ewoks, la galaxia se mantiene estable. Existen los mismos bandidos de siempre y los mismos negocios turbos siguen apareciendo. Mando es un cazarrecompensas enmascarado cuyas habilidades son admirables. Es un mandalorian, un miembro de una orden informal de guerreros cuya lealtad es poco reconocida. Un día acepta la misión cuya remuneración es altísima y no escatima en llevarla a cabo. Debe transportar un “activo” a un ex miembro de la orden imperial quien muestra un interés excesivo en el éxito de esta búsqueda. El “activo” es un “Yoda” de cincuenta años. No perderé tiempo: es “Baby Yoda”. ¡Qué emoción!

Es prácticamente obvio que Mando se encariña con este hermoso ser que parece tener un poder inexplicable. Uno del que ya no se habla en la galaxia. Y así The Mandalorian se desarrolla. Con un hombre forzado a proteger a algo que no entiende pero que parece tan inocente como un niño. Después de todo, él mismo fue rescatado después de que su familia sufriera un ataque y se quedara huérfano. Acá no hay sables de luz, no hay halcones milenarios, no hay darths. The Mandalorian es una entrada humilde al universo de Star Wars con el ritmo práctico de ser una serie familiar, apta para chicos y que sigue el patrón que impone Disney en este relanzamiento de lo que creó Lucas: completa confianza en su producto.

Es corta, precisa y divertida. Poca sustancia en su historia y un recuerdo al sentido aventurero de lo que implica Star Wars. Este es el escape que necesitábamos de tanta toxicidad cuando se estrenó lo último de Star Wars. A veces es necesario desprenderse de tanta seriedad, historia y un pasado que solo es eso. El pasado. Hay que avanzar, dejar atrás y solo recurrir a la nostalgia cuando es necesario. Quizás me acusen de que soy mal fanático de Star Wars, pero poco puedo decir al respecto. Disfruto cuando debo disfrutar. Y The Mandalorian es una linda oportunidad para superar todo lo malo de una franquicia que ha sabido sobrevivir a “film twitter”, y los lunáticos que no pueden aceptar la relación entre la Fuerza y los midichlorians.

Calificación: ***

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: