Crítica cine: The Last Black Man in San Francisco (2019)

Un joven insiste con vivir de nuevo en la casa que su abuelo construyó en el medio de un San Francisco que evolucionó demasiado.

Dirigida por: Joe Talbot.

Protagonizada por: Jimmie Fails, Jonathan Majors, Rob Morgan, Tichina Arnold, Danny Glover, Thora Birch, Mike Epps, Finn Wittrock, Willie Hen, Jamal Trulove, Antoine Redus, Isiain Lalime, Jordan Gomes, Maximilienne Ewalt, Michael O’Brien, Daewon Song, Mari Kearney, Dennis Chavez, Dakecia Chappell, San Quinn, Jello Biafra.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 120 minutos.

Entiendo el objetivo de una película como The Last Black Man in San Francisco. Sin necesariamente acotar el contexto social que estamos viviendo en la actualidad creo que es una película que está hecha para un público determinado, y no tiene nada que ver la raza. Creo que es una carta de amor intenso por una ciudad que no todos conocemos y creo que es una ejecución excepcional de una idea limitada. Pero decir que disfruté The Last Black Man in San Francisco como un relato de discordia humana y reflexión efectiva es decir mentiras. No logré la conexión que pensé que iba a tener con su biográfica característica. Quizás estoy equivocado, y quizás no es una película para mí. Siempre puede pasar.

La película cuenta la historia de dos amigos muy distintos. Uno es Mont, un artista en progreso de explosión creativa que vive con su abuelo, a quien cuida y cuenta las películas que ve porque su visión se ha ido deteriorando con los años. El otro es Jimmie, un joven sin familia que vive y pasa los días con Mont, mientras viaja a la ciudad para cuidar una casa que no es de él. Arregla de los detalles de su fachada, se ofrece como ayudante a quienes hoy habitan ahí. Es rechazado de inmediato. Pero un día por un problema familiar, la casa se queda sin dueños. Es el momento de Jimmie utilizar el limbo legal y apoderarse de una casa que dice haber sido construida por su abuelo. En este constante bosquejo variante de posibilidades para quedarse, la amistad de Mont y Jimmie se ve amenazada. A veces la realidad es más dura y necesaria de lo que pensamos.

The Last Black Man in San Francisco es una adaptación de hechos reales que el mismo Jimmie Fails vivió. Su amigo, el director Joe Talbot, vio en la situación una oportunidad ideal para armar una película que no supone una pretensión de valor social fuera de su historia. No es una película que apunte a su comentario sobre lo racial, lo cual es extraño tomando en cuenta la situación. Pero casi agradecemos la dirección de Talbot por no utilizar lo obvio como motivo. Acá la historia apunta más al peso de la verdad de las tradiciones, sin que necesariamente hagan alarde a algo real. Jimmie ha vivido toda su vida con una mentira en la cabeza, y es quizás la mentira generalizada de un habitante de la ciudad. Pero poco podemos hacer la transición para encontrar un mensaje profundo en la propuesta de Talbot. Al menos yo creo que The Last Black Man in San Francisco es un tributo a ellos, los que están ahí, tan maravillosamente retratados en esa escena de una obra de teatro.

Un espectáculo visual sin duda alguna, con una historia que se queda corta en trascender a otras culturas. The Last Black Man in San Francisco es larga, pesada, y poco variante. Pocas veces A24 me decepciona. Y esta es una de esas oportunidades en las que siento discordancia con la promesa y pauta del estudio. Pero creo que es algo muy personal, y así debe ser mi opinión. Siempre.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: