Book review: 8.8: El Miedo En El Espejo

Escrito por: Juan Villoro.

Año: 2010.

País: Mexico.

Juan Villoro convierte un desastre natural trágico en un paseo literario emocional. No existen razones para hacerlo sino la necesidad de contar algo que no es contable sino que es experimentable. Pero la intención de Villoro no es hacernos ver lo que pasó sino el sentimiento de miles de personas. Cómo cada uno sintió algo diferente. Pero no malinterpreten. El libro es una crónica verdadera de un sentimiento. En todo momento, el autor presta subjetividad y satura a la historia de la misma. Lo que a veces se siente aburrido y monótono, en otros momentos se siente sumamente atractivo para quienes no estuvimos durante esos días de desesperación, desesperanza y un gran vacío en el sentido de la vida.

Villoro todo lo vive y todo lo estudia. Quizás su mayor reto es poder contar la historia sin llegar al punto de ser trágico (lo cual admito que necesité en algún momento: ese toque con la realidad y la tragedia), y lo logra mediante la comparación y las analogías. Con historias de siglos y de años y de horas. Y no son analogías con otros desastres naturales. Son analogías con otros volcanes de diferencia e incidencia moral. Y es que es demasiado particular como Villoro hace hasta un desafío moral con sus palabras y las proyecta con facilidad en un hecho tan terriblemente diferente como lo es un terremoto. Pero lo logra. No se cómo pero lo hace.

El libro cuenta lo que ocurrió en Chile en el año 2010. Esa noche Villoro estaba descansando en un hotel porque estaba en Chile por un congreso de literatura infantil. Y Villoro todo lo cuenta desde primera persona y lo percibe con ojo no crítico pero si analítico. Todos los hechos los considera y a todo le tiene una moraleja. Hay una severa mezcla de géneros en toda su narrativa. Muchas veces impacta y muchas veces descansa. Sin duda alguna, el capítulo más impactante (para mí) es cuando da las estadísticas de lo ocurrido. Pero casi igual de impactante es cómo el autor se da el lujo de resaltar la importancia moral de las segundas oportunidades que ese día se otorgaron. Es un libro sobre la esperanza, mas no sobre la muerte.

Utiliza recursos literarios ligeros como capítulos largos y poco pesados. Para todo presenta el testimonio de varias personalidades. Las estadísticas impactantes no abundan por lo que no se convierte en un análisis científico. Simplemente es la visión de un testigo que no debió estar ahí cuando la Tierra se sacudiera. Pero lo estuvo y junto a él, vivos y muertos. Y ni siquiera aquellos que estuvieron ahí tienen presencia en el libro. Para todo existe una razón: Villoro utiliza el testimonio de alguien que ha caído en estado vegetal para decir que ese día todos estuvieron en ese limbo sin gravedad junto a esa persona. Ese día todos murieron y resucitaron mientas la Tierra se movía de su eje con poca delicadeza.

A todos recomiendo este libro. Es de fácil lectura y una razón más para prestarle atención a este tipo de autores latinoamericanos no trascendentales pero que con nuestro apoyo lo serán. Villoro no escatima en palabras complejas y pesadas. Pero todas tienen sentido. Debo admitir que siempre me ha fastidiado esto. Pero con Villoro sentí algo diferente. Sentí valor en esas palabras de poca esperanza que el autor pretendía. Y el resultado fue tener más esperanza de la habitual. Con otros ojos vi la vida ayer y el mérito es de este excelente libro. Mínimo en complejidad y cantidad de páginas. Pero tan lleno de vida como la Tierra que se sacude de vez en cuando para demostrar que ella es nuestra madre y a ella le debemos respeto.

Leave a Reply