Crítica cine: A Girl Walks Home Alone at Night (2014)

En un pueblo fantasma un ser maligno aterroriza a quiénes se ponen en su camino.

Dirigida por: Ana Lily Amirpour.

Protagonizada por: Sheila Vand, Arash Marandi, Dominic Rains, Marshall Manesh, Mozhan Marnò, Milad Eghbali.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 101 minutos.

Si hay algo que debo admitir es que sabía qué tipo de película era A Girl Walks Home Alone at Night antes de verla. Me había limitado a ver partes de la misma desde hace años pero nunca me había tomado el tiempo para sentarme y ver lo que todos indican que es un trabajo digno de admirar. Y creo que el cine te da la oportunidad de contar historias distintas, unas que a veces no necesitan demasiada lógica para que un espectador entienda. Pero el resultado final de A Girl Walks Home Alone at Night es una sensación rara, una que tiene un sabor agridulce de calidad artística, pero también de desubicación. Creo que Ana Lily Amirpour es de esas directoras que se alimentan de sus visiones polémicas y decisiones controversiales. Pero a veces hay que limitarse. A veces hay que reconocer que del otro lado hay alguien que desea ver, entender y sentir. El espectador es un elemento que nadie debería omitir. Ni siquiera por la franqueza de una historia bien contada o una imagen perfecta.

A Girl Walks Home Alone at Night es una película en blanco y negro, en idioma persa, y sobre vampiros. En la misma no ocurre mucho. No hay una trama a seguir y no hay personajes que revelen demasiado sobre sí mismos. Un chico vive con su padre adicto a las drogas. Una chica ronda las calles de un pueblo fantasma buscando víctimas para chuparles la sangre. Cuando se encuentran arranca una extraña relación que solo puede describirse como un cambio para ambos. Podría haber ocurrido mucho más que esto. Pero en esta versión de una película de terror de Jarmusch el cuidado se le da a la imagen y no a mucho más que eso. ¿Es excesivo? Sí. ¿Vale la pena? Sí.

Entonces A Girl Walks Home Alone at Night es un ensayo que sale bien sin mucho efecto sobre el espectador. Es un experimento de imágenes espectaculares que no hacen demasiado por solucionar el conflicto de su historia. El futuro de su creadora fue determinado por esta película y puedo entender que su visión haya sido tan marcada que definió un estilo prometedor. Pero ninguna de sus dos películas han sido de mi agrado. The Bad Batch me parece una oportunidad que se desperdicia sin sentido. Ojalá que en las próximas ocasiones la atención sea dividida. Quiero que la imagen complemente. No quiero que domine. Siempre quiero una historia.

Es una experiencia que vale la pena solamente si quieres algo distinto y definitivamente si tienes acceso a un televisor de definición alta (ni se diga si la proyección es en un cine). Lo que se esconde en los negros de la película es mucho más que la oscuridad. Cada plano parece una pintura de arte moderno, y cada encuadre permite que entendamos lo que esta directora quiere lograr. A Girl Walks Home Alone at Night es mucho más que un planteamiento de estilo. Hay una historia ahí que no se decide contar (esos cuerpos bajo el puente que ningún parece ver, dónde están los padres del niño, etc). Por mucho que queramos valorar la calidad de una imagen, me encantaría saber de dónde vinieron y a dónde se fueron. Los personajes no son nada sin un pasado que permita conocer sus razones, y un futuro incierto no es mucho para aclarar.

Calificación: **1/2

Un trailer

One Reply to “Crítica cine: A Girl Walks Home Alone at Night (2014)”

  1. Acabo justamente de verla y lo cierto es que me he quedado con una sensación bastante similar a la que nos trasladas.

    El trabajo artístico tras la fotografía y en el campo visual es innegable y muy meritorio, pero me ha ocurrido un poco lo que a ti. Si no hay una trama, o unos personajes más desarrollados, es muy complicado conectar.

    Un abrazo,

Leave a Reply

%d bloggers like this: