Crítica cine: Beasts of No Nation (2015)

Beasts-Poster

Agu es un chico cuya familia se divide en medio de la Guerra Civil en Africa y se une a un grupo rebelde para luchar en contra del gobierno.

Dirigida por: Cary Joji Fukunaga.

Protagonizada por: Abraham Attah, Idris Elba, Kurt Egyiawan, Ama K. Abebrese, Kobina Amissa-Sam, Emmanuel Nii Adom Quaye, Grace Nortey, David Dontoh, Opeyemi Fagbohungbe, Teibu Owusu Acheampong.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, bélica.

Duración: 137 minutos.

Existe una razón por la cual el buen cine bélico es tan difícil de ver. No se trata del aspecto gráfico que muchas de estas película mantienen. Y tampoco se trata de la realidad que se retrata de forma casi obligatoria en las películas. Se trata de los personajes utilizados para contar la historia. Muchas personas acusan a Beasts of no nation de utilizar a un niño para causar impacto y así lograr la atención. Es un reclamo que realmente no comparto y me cuesta entender: ¿por qué nos cuesta aceptar este tipo de realidad? ¿por qué necesitamos negar que este tipo de cosas ocurren?

En Beasts of no nation se cuenta la historia de Agu, un niño que ha tenido que unirse a los rebeldes en medio de una guerra civil en Africa para poder sobrevivir. Ha sido separado de forma trágica de su familia y es capturado por quienes entrenan a niños para ser asesinos. El líder de esta rebelión lo convence de ser un soldado perfecto y fiel a la causa. Pero Agu sigue siendo un niño. Sigue siendo el inocente que le pregunta a Dios si está bien o mal lo que está haciendo.

Beasts of no nation es una película completa e integral que nunca recurre al uso excesivo de su recurso dramático principal, el niño como víctima. En cambio, hay un estudio estupendo de la consecuencia. Agu es un personaje complejo pero no simplemente porque es un niño al frente de la guerra. Se trata de alguien que solo observa y domina al espectador por medio de sus decisiones. No tuvo muchas opciones para llegar a ser lo que es. Pero su inocencia es clave. Es alguien que debe hacer algo y no sabe si está bien o mal . Pero al menos cuestiona lo que hace. Y no lo hace porque la historia se manipula con este propósito. No existe un momento de rebeldía final por medio del cual Agu crece y finalmente madura y se da cuenta de lo horrible de la guerra. Agu lo sabe. Desde el principio lo sabe. En un momento revelador, el niño hace lo que cualquier niño haría. Es por esto que la película funciona desde el lado humano y se aleja de la casi obligada dirección mediática que una propuesta de este estilo podría tener.

La interpretación de Abraham Attah y Idris Elba es extraordinaria. Representan la interacción primordial para definición de personajes primarios y secundarios. Elba es un factor crucial para el desarrollo de la historia que afecta al niño. Su presencia se siente inclusive cuando no está en la pantalla. Attah es un actor muy natural. A veces es imposible dejar de preguntarse si no es realmente una víctima de la guerra.

Beasts of no nation es un vistazo muy personal a lo horrible de la guerra utilizando el punto de vista de alguien que no forma parte de los “buenos”.  Esta no es una película sobre una guerra sin sentido. Esta es una película sobre lo terrible de tener que pertenecer a un lado al cual, lógicamente, no quieres pertenecer y sobre la aceptación para la natural supervivencia. Esto, la conservación de la humanidad en circunstancias horribles, es lo que le permite a Beasts of no nation generar la esperanza que este tipo de películas siempre debería generar.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Leave a Reply