Crítica cine: Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn (2020)

La película “stand alone” de Harley Quinn es una aventura violenta repleta de fallas, pero ¿a quién le importa?

Dirigida por: Cathy Yan.

Protagonizada por: Margot Robbie, Mary Elizabeth Winstead, Ewan McGregor, Jurnee Smollett-Bell, Rosie Pérez, Chris Messina, Derek Wilson, Steven Williams, Ali Wong, Matthew Willig, Charlene Amoia, François Chau, Greice Santo, Eric Michael Cole, Nico Greetham, Judy Kain, Eddie J. Fernandez, Robert Catrini, Dana Lee, Anthony Molinari, Ego Mikitas, Michael Masini, Gerald Downey, David Bianchi, Sara Montez, Mike Ferguson, Lenora May, Dominic Pace, David Anthony Buglione, Jeff Lipary, Joe Bucaro III, Eddie Alfano, Ryan Wicks, Pramod Kumar, Paul Lasa, William Guirola, Bruno Oliver, Karen Teliha, Zack Whyel, Julian Garcia, Nick Phillips, Bojana Novakovic, Jenelle McKee, Luis Richard Gomez, Ryan Watson, David Ury, Shad Gaspard, Adinett Nsabimana, Jason Catron, Jack Dourakos, Diezel Ramos.

País: Estados Unidos.

Género: Acción.

Duración: 109 minutos.

Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn es un desastre de película. No hay cómo justificar la realización de una película cuyo tono varía tanto que termina perdiendo la perspectiva de su personaje principal, y vehículo primordial para que la película exista. Pero supongo que algunos desastres están hechos para verse. Creo que es así como la película de Harley Quinn se planificó y terminó haciéndose. Con una irreverencia absurda, con un desarrollo pobre de personajes, y con la dependencia de alguien interesante. Combatir contra eso es ir en contra la corriente de una película “necesaria” para formar una posición. Y sí, hablo de lo importante de una superhéroe femenina.

Pero sin ánimos de atentar contra las hordas de fanáticos del DCEU, o de quienes pueden acusarme de “mansplaining”, algo me divertí con Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn. Me parece que ese personaje principal es perfectamente interpretado por Margot Robbie y lo poco que conozco de Quinn es considerado para lo que hemos visto en las dos entregas en las que ya vimos su personaje. Si bien queremos más violencia, más Quinn, es un proceso lento y progresivo. Quizás si agotan sus recursos y presentan a Quinn como lo que realmente es: una completa psicópata, no habría éxito. Acá la historia nos lleva a una aventura más de la despechada chica que sobrevive mientras se saca de encima todo nexo que tiene con el Joker. Esto la lleva a un choque con quien ahora parece liderar el crimen Gotham. En su camino se cruzan algunas compañeras con distintos objetivos pero con una meta de sembrar caos en medio del crimen organizado.

Cathy Yan dirige y Christina Hodson escribe. Una está básicamente debutando, y la otra tiene una carrera con más fallas que logros. Esta buena oportunidad aparece para confirmar que Warner está arrojando opciones a todos lados. Abre la puerta para una película sin censura, y basa su equipo en la mujer como elemento creativo excepcional y menospreciado por décadas. No se trata de sensibilidad femenina. Se trata de un espíritu general de “No me importa nada”. Esto funciona para Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn. De alguna manera este desastre hecho película funciona porque no niega su sentido principal. ¿Se supone que la edición no debe tener sentido? ¿Se supone que los personajes deben desaparecer cuando convenga? A nadie parece importarle.

Si quieren saber por qué uso el título completo en todo momento, es porque creo que no podemos justificar una entrega pobre, con una estrategia publicitaria. Esto es algo que se pensó y en base a eso se filmó. Cambiar un título para intentar que algo tenga más éxito es reconocer una cultura de cancelación de errores con la que no estoy de acuerdo. De los errores se aprende. Y de esta pobre entrega del DCEU muchos aprenderán. Al menos deberían entender que por más reconocida que una cultura sea, siempre una película debería sentirse como algo completo y no como un complemento a algo.

Calificación: **

Un trailer

One Reply to “Crítica cine: Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn (2020)”

Leave a Reply