Crítica cine: Blow the man down (2019)

Dos hermanas deben lidiar con la muerte de su madre, mientras tratan de esconder un horrible acto que también pone en evidencia los secretos del pueblo en el que viven.

Dirigida por: Bridget Savage Cole, Danielle Krudy.

Protagonizada por: Sophie Lowe, Morgan Saylor, Margo Martindale, Annette O’Toole, Gayle Rankin, Ebon Moss-Bachrach, Will Brittain, June Squibb, Skipp Sudduth, Marceline Hugot, Owen Burke, Meredith Holzman, Thomas Kee, David Pridemore, Mark S. Cartier, Adam Wolf Mayerson, David Coffin.

País: Estados Unidos.

Género: Drama, thriller.

Duración: 91 minutos.

Me gustaría haber rescatado mucho más de Blow the man down. Es una película cuyos primeros minutos no reniegan de la información relevante y nos somete a una enredada trama de secretos que sí, son cruciales para el pueblo que se ambienta, pero prefiere mantenerse distante del reconocimiento de sus personajes principales y parece usarlos como peones en un asunto mayor. Y aún así, mediante una inteligente postura sobre tradiciones típicas de culturas apartadas de las grandes ciudades, la historia nos llega y entendemos con una escena final cuál es el propósito de todo. Es como si 90 minutos sirvieran para justificar lo magistral de una revelación, un solo minutos de cine grandioso que cuenta múltiples historias en dos o tres planos.

En Blow the man down una mujer importante ha fallecido. Al menos era importante para su grupo de amigas y sus dos hijas que parecen estar perdidas en medio del fallecimiento de quien siempre estuvo ahí para ellas. Pero cuando el duelo lleva a una de ellas a exponerse a una situación peligrosa y finalmente cometer un crimen, su hermana decide ayudarla. De esta manera se desprende una extraña serie de eventos. Aparece un cuerpo, las chicas siguen escondiendo un secreto y el poder femenino de este pueblo costero empieza a mostrarse. No todo es tan perfecto como parece en este sitio en el que el agua puede llevárselo todo y lo que queda puede servir como sentencia para algunos o sello de poder para otros.

Como un misterio mal administrado, Blow the man down pretende que nos mantengamos a la espera de algo que no necesariamente va a ocurrir. Lo que empieza como una travesía de humor negro termina como una película completamente diferente en la que los pilares de poder se salen de los mafiosos a los que estamos acostumbrados, los estereotipos que lideran este tipo de situaciones. Pero lo importante de Blow the man down es que la intención llega de forma irremediable. Esta conclusión no es forzada, simplemente llega al ritmo en el que tiene que llegar. No es una película sobre un crimen horrible que se resuelve como esperamos. Es más bien una temporada de Fargo condensada en una sola película. Y no veo nada de malo en eso.

Lo lamentable de la dirección tomada es que al darle demasiada presencia a los personajes secundarios se le remueve algo de temporada a las dos chispas que terminan encendiendo la hoguera. Particularmente Sophie Lowe y su aparición se sienten demasiado escasas en la película. Es una actriz que sorprende. Margo Martindale es suficiente para satisfacer ciertas necesidades. Pero hubiese querido más de Lowe y su expresión.

Quiero insistir con algo. Blow the man down no es una mala película. Pero es inevitable sentir que pudo haber sido mucho más que una simple afirmación del poder en un séquito. Si bien su última escena parece arreglarlo todo y cerrar el acuerdo con el espectador, creo que las tramas en este género deberían ser más cohesivas. No se trata de utilizar a actrices veteranas solamente. Se trata de darles la presencia respetando a quiénes protagonizan el conflicto central.

Calificación: **

Un trailer

Leave a Reply