Crítica cine: Bombshell (2019)

Este es el caso de Roger Ailes y las mujeres valientes que se atrevieron a denunciarlo por abuso sexual, y el escándalo que desequilibró a FOX News.

Dirigida por: Jay Roach.

Protagonizada por: Charlize Theron, Margot Robbie, Nicole Kidman, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach, Elisabeth Röhm, Madeline Zima, Brigette Lundy-Paine, Liv Hewson, London Fuller, Ashley Greene, Nazanin Boniadi, Stephen Root.

País: Estados Unidos, Canadá.

Género: Drama.

Duración: 109 minutos.

En lo que parece ser una jugada arriesgada para quien produce Bombshell, la película que cuenta de forma detallada el caso de Roger Ailes y el abuso sexual que protagonizó por muchos años, el estilo adoptado para la adaptación es de insistir. Insistir en que esto ocurrió en algún momento a alguien. Confirmar lo que muchos sospechaban del magnate de Fox News que un día no pudo seguir creciendo como monstruo y cayó. Curiosamente, Bombshell también se siente como un manipulado recuento con un filtro de comedia que no tiene mucho sentido. Se siente como una decisión cuestionable de espíritu que rompe el escalón de credibilidad que podría tener. En ese “podría” hay una buena película, con guiños a la verdad, y una realidad que no se debería esconder más nunca.

Parece una propuesta sólida y en su introducción lo es. Centrada en tres personajes femeninos, dos que existieron y otro que no es real, la película aborda una pequeña parte de lo que fue la vergonzosa postura de Roger Ailes, ese monstruo y pionero de la televisión moderna que utilizaba el poder para abusar de quiénes trabajaban en Fox News. Gretchen Carlson enciende la llama de la sospecha cuando decide presentar una demanda al ser despedida, alegando que ha sido víctima de Ailes. Megyn Kelly utiliza la circunstancia de la época previa a las elecciones del 2016 en la que recibió un ataque mediático para sacar a la luz pública que ella también ha sido víctima de Ailes. Y luego una estrella potencial de la televisión es afectada por un Ailes que parecía invencible. Esto compone un camino de una sola dirección, cuando muchas mujeres decidieron ser valientes y luchar contra algo tan poderoso que ya era una cultura.

Y cuando Bombshell podría invertir en un guion inteligente de drama, prefiere mantenerse al borde de realzar interpretaciones que sí, son espectaculares, pero son piezas claves para un torrente más relevante. Colecciones de escenas son suficientes para atraer nominaciones a premios, pero lamentablemente la historia sufre una pérdida triste de importancia, con demasiados cabos sueltos, el improbable manejo del tiempo, y un final que se siente vacío para las víctimas verdaderas. La tenacidad de quiénes se atrevieron a hablar se ve lastimada por un director que prefiere encasillar a actrices poderosas para generar atención. Es rarísimo que, aunque haya notificaciones constantes para que sepamos quiénes son los personajes que aparecen, no hay un final con las fotos de quiénes vivieron esto. Todos lo esperábamos.

El objetivo con Bombshell se cumple. De forma accidentada y con una desviación de estilo marcada, pero al menos se termina de contar una historia que necesitaba ser contada. Sobre todo, para quiénes no vivimos esto en una primera instancia. En los tiempos del #MeToo, algo de esta magnitud se merecía más seriedad y realismo. No un maquillaje sorprendente para ganar premios y tampoco performances de altísimo calibre. Necesitamos aterrizar. Y para esto no necesitamos películas como Bombshell aunque se alcance todo lo propuesto. Necesitamos que la verdad sea contada por sobre todas las cosas, sin demasiados filtros o espectáculo. Siempre va a prevalecer sobre cualquier cosa.

Calificación: **

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: