Crítica cine: Evil Dead II (1987)

Dirigida por: Sam Raimi.

Protagonizada por: Bruce Campbell, Sarah Berry, Danny Hicks, Kassie Wesley, Ted Raimi, Denise Bixler.

País: Estados Unidos.

Genero: Comedia, Horror.

Duración: 84 minutos.

Cualquiera diría que la magia de una primera entrega no se puede emular en una secuela. Soy de aquellos que no promueven el escepticismo. Para mí hubo segundas mejores partes (Terminator 2: Judgement Day, The Empire Strikes Back) y siempre creo en la posibilidad. Con Evil Dead 2, la cuestión es que todos los que admiran la primera parte, dicen que no se puede dejar de ver la segunda, sin importar cual supera a la otra. Evil Dead 2 es fresca, poderosa y más efectiva por un tema de producción. La libertad de Raimi se hace ver cuando logra llegar a la audiencia en medio de una espectáculo de sangre y demonios.

El escenario se repite por circunstancias adversas a lo habitual. Un grupo de personas deben ahora pasar un tiempo en esa cabaña en donde el tiempo se detiene y lo maligno vive. Ash no ha salido de ahí y ahora es víctima de la posesión inminente en algunos momentos. Si bien esta entrega es más efectiva en cuanto a calidad de producción, también es notorio que la trama va sobre una corriente más comercial. La división de la película es como cualquier otra. Esto no significa que la película sea mediocre ni mucho menos. Raimi explota lo mejor de cada escena y de cada oportunidad e inteligentemente deja las puertas abiertas con un final extraordinario que une lo épico con lo tenebroso. Si han visto la película, saben de lo que hablo. La fe Raimi en sí mismo es un factor crucial para el éxito de la película.

Después de haber visto Evil Dead, sabía que tenía que ver Evil Dead 2. Supuestamente la película amplifica el efecto de su primera entrega. Es justamente lo que ocurre. Raimi ya compone un equipo más experimentado y puede financiar la película a su manera. Repite la fórmula de filmar TODO, y nunca hacer caso a la productora. El año es 1987. El terror tiene su auge en secuelas y construcción de franquicias. Evil Dead 2 es el punto necesario de reubicación y sinceridad. Con esta película, el director indica que nunca cederá ante lo que quiere una productora y se atreve. La fe de Campbell en hacer el ridículo y ganarse la vida con eso es algo que es envidiable. Acá Ash repite en un esplendor de gloria y regocijo. El personaje se mueve entre lo serio, lo trágico y lo gracioso. Y el resultado es comedia física en medio de algo tenebroso. Nadie puede hacerlo como Campbell, el elemento clave en esta entrega.

Si hay algo que aprecio sobre la saga (la tercera parte, Army of Darkness es genial), es que nunca pierde el tono. Raimi siempre supo que este género era lo mejor con lo que podía haber empezado. Aquí en Evil Dead 2 ya se convierte en un director completo. El uso de planos difíciles de ver, una edición impecable y un elemento de sátira constante, hacen que la película parezca una joya entre tanta mierda que hay hoy en día en los cines. Sé que no muchos podrán entender ni estar de acuerdo con lo que digo, pero hay que tener un buen historial para poder opinar que a veces lo malo, puede ser mejor que cualquier otra cosa que dice ser impresionante. Evil Dead 2 no será apreciada hoy en día y muchas personas me odiarán por haber recomendado ciegamente. Pero les prometo que algo diferente sentirán cuando Ash sea amenazado por su propia mano, la cual acaba de cortar con un hacha.

Calificación: ****

Un trailer

2 Replies to “Crítica cine: Evil Dead II (1987)”

  1. Me parece muy acertado el comentario arriba expresado por el camarada Federico Furzan.Yo también gusto bastante de esta genial locura llamada Evil Dead 2. Hace ya muchos años la ví por la tele abierta aquí en mi país y quedé gratamente impresionado con esta excelente propuesta del maestro Sam Raimi. Posteriormente,anduve tras ella hasta que un grandioso día la encontré algo escondidilla por allí en esta bendición llamada You Tube. Agradezco mucho al usuario que la subió pues ya la tengo conmigo para siempre…Y es que esta es una película en donde todo lo horrible y terrorífico que pueda una persona soñar que le pase,le pasa sin límites.Más que dar miedo percé,esta cinta es un homenaje a todo el género del Horror y a todos los que somos consumidores del mismo.A mi criterio podría afirmar que esta película se acerca mucho a la perfección.La calidad es notoria en cada segundo del metraje. Los actores son excelentes,el ambiente,los efectos que tiene le hacen a uno pensar que el director quería derramar sangre,sudor,y lágrimas al hacerlos y pensarlos,ese tan siempre agradable stopmotion ochentero que hoy día es reemplazado generalmente por los modernos ordenadores.Como yo crecí en los ochentas con He Man e Invasión Extraterrestre,entre otras joyitas de los gringos este tipo de producciones son como un vaso de Coca-Cola helada al sediento o como anillo al dedo.O al menos para los que nos hacen gracia este tipo de materiales.Esta cinta tiene un estilacho que huele como al Creepshow,a Cuentos desde la cripta,a la serie de TV Viernes 13,y las Pesadillas de Freddie.Todo es una mezcla de humor negro y cruel con rasgos de satanismo. Bueno,a mí me gusta mucho esta fórmula.Pero lo que más me gusta de esta película es sin duda alguna su historia en sí,su argumento,su script. Es muy bueno,porque está pensado para ser desconcertante.Hagamos de cuenta que nosotros somos Ashley y entonces entenderemos cuán angustiosa puede resultarnos esta indeseable situación.Sin lugar a dudas la 2ª superó a la 1ª. Saludos desde Tiquicia.

Leave a Reply