Crítica cine: In search of darkness (2019)

MV5BYTZiMDRkZGUtZDJjNi00NDlkLTg2MzctOWIxMTkyNTAyZWU1XkEyXkFqcGdeQXVyMTQxNzMzNDI@._V1_SY1000_CR0,0,707,1000_AL_

El documental que todos esperábamos sobre el cine de horror que nos definió, no es tan bueno como debió haber sido.

Dirigida por: David A. Weiner.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 264 minutos.

Si a alguien le parece que el cine viejo de horror no es relevante, les propongo un reto. Consulten a cualquier persona si sabe quién es Freddy Krueger, o Jason Vorhees o hasta Michael Myers. La respuesta será completamente distinta a si preguntan sobre Norman Bates. Aunque sea triste lo que afirmo, no puedo dejar de resaltar la verdad sobre la premisa del documental In search of darkness: todos conocemos ese género, esa época que a muchos definió y algunos ni siquiera lo saben. El cine de horror de la década de Mtv, el glam metal, y las cintas de VHS. En muy pocas cosas puede errar un documental sobre esto.

Y parece rarísimo como In search of darkness se siente vacío en ocasiones. Esta colección de testimonios poco varía en el estilo adoptado y parece más un especial de televisión con celebridades que ya perdieron su horizonte en Hollywood. La exploración de tantas películas, y algunos temas, se siente como un tributo que debió haber hecho más con la pregunta que se genera de forma inevitable: ¿por qué el cine de horror de los 80 es tan importante?

En cambio, In search of darkness nos somete a opiniones que no parecen encajar en algún insight en particular. Se trata de más de cuatro horas de película en la que las franquicias reinan sobre otras, y algunas películas se pierden en el camino. En tanto tiempo de metraje nos perdemos en las palabras de algunas estrellas de la época. Nos sentimos atrapados por historias que ya hemos escuchado antes y de las que nunca nos vamos a cansar. Hay algunos entrevistados más importantes que otros, y algunos que casi ni se conocen. Decir que hubiese sido mejor elegir a otros es luchar contra una producción bastante pobre. Quizás no hubo dinero. Quizás quienes faltaron se mantuvieron alejados por alguna razón en particular. Nunca lo vamos a saber.

Como una colección de películas que debemos ver, In search of darkness cumple su función. Muchos armaron sus listas con las películas que acá se nombran, y otros empezamos a buscar las que no conocíamos. Hay un amor general e incondicional por este género. Pero esa época remarca mucho el fandom que hizo posible esta película. A veces queremos saber más sobre las películas que nos modelaron. In search of darkness no logra esto. Es imposible satisfacer a todos, lo cual queda claro desde un principio. Quizás hacer esa película que todos queríamos que se hiciera es imposible. Es ambicioso recorrer un camino de tantas vertientes y rutas desconocidas. En lo particular quisiera opinar sobre una extraña carencia de películas que no son de franquicias reconocidas a lo largo de los años. Ahí también hay joyas, sobre todo en aquello que es “tan malo que es bueno”. Pero no soy el director y nunca lo sería. Este es un proyecto tan gigante que hacerlo me parece algo inalcanzable.

Para quienes no lo saben, la historia detrás de esta película es bien interesante. Es una película que se inició como un proyecto financiado por el público. En dos días logró recaudar suficiente dinero para hacer la película. Luego de seguir recaudando fondos, inició la producción que terminó en un reconocimiento general en los créditos para quiénes donaron algo. Lo que vino después fue la debacle de quiénes pagaron por la película. Las ediciones especiales variaban entre 60 y 70 dólares y consistían en paquete armados de forma personalizada. Pero la película es lo que vale. Y pagar 70 dólares por algo así me parece inconcebible.

Calificación: **1/2

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: