Crítica cine: Requiem for a Dream (2000)

Un relato profundo sobre el efecto de la adicción en cuatro personajes distintos.

Dirigida por: Darren Aronofsky.

Protagonizada por: Jared Leto, Jennifer Connelly, Ellen Burstyn, Marlon Wayans, Christopher McDonald, Louise Lasser, Marcia Jean Kurtz, Janet Sarno, Suzanne Shepherd, Dylan Baker, Keith David, Peter Maloney.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 102 minutos.

En días pasados tuve una discusión con alguien que cuestionaba mi argumento sobre por qué hay escenas innecesarias y otras que sí deben ser filmadas y mostradas. No llegué a ningún acuerdo y me encantaría poder haberlo logrado. Ya que decir que algo es efectivo porque genera repugnancia es decir mucho. Creo que el rechazo hacia cierto contenido es natural, y cuando alguien decide voluntariamente no ver una película de horror, yo decido indicar que una escena de suicidio no tiene mucho sentido.

Pero es algo personal. No soy quien para decir que alguien no debe ver algo. Me parece que la censura no es el punto a tratar. Creo que es más importante la cuestión del efecto de un contenido. El cómo una imagen y su sonido te afectan, determina la calidad de algo que se desea comunicar. Hace veinte años intenté ver Requiem for a Dream de Darren Aronofsky, y no pude. Es una película con la que me costaba dialogar, y por eso me tomé el tiempo necesario para regresar a ella y verlo desde un punto de vista distinto. No buscando el efecto, sino el mensaje detrás de eso, lo que Aronofsky me quería contar. Hice las paces con la película, y con eso diagnostico. Requiem for a Dream es un reflejo artístico del infierno, uno definitivamente posible, y real, en el que miles de personas viven. No es una película que hoy rechazo, pero creo fuertemente que hay que estar preparado para verla.

Requiem for a Dream es un agresivo montaje de escenas que nos muestra a diversos personajes relacionados. Dos amigos con una leve adicción a las drogas que necesitan registrar el mejor negocio de sus vidas y vivir del tráfico, la novia de uno de ellos que no reconoce la toxicidad de la relación y se entrega a lo que sea, y la madre de uno de los chicos que pasa todo el día viendo la televisión buscando el consuelo en un programa de autoayuda cuyo producto nunca es revelado. Aronofsky arma una escalera que va directamente hacia abajo, hacia la desesperación de cuatro personas que no entienden el camino que están eligiendo. Los cuatro se sumergen en una posibilidad y se sucumben en un plano que no distingue la realidad de la promesa.

Ellen Burstyn interpreta a uno de los personajes que batallan con una adicción prominente. Es el mejor papel de la actriz en su carrera, superando lo que hizo en The Exorcist. Burstyn interpreta a Sara Goldfarb, una anciana que vive en el recuerdo de quién fue su esposo, buscando el amor no respondido de su hijo, y encontrando consuelo en la promesa que su televisor le concede de forma diaria. Es una mujer dulce, solitaria, desconectada. Necesitamos que sobreviva, pero es un peón adicional en la pintura de Aronofsky que muestra el fin inminente de nuestra supuesta normalidad. Burstyn se entrega por completo a Requiem for a Dream. Es la caída más abrupta del modelo que siempre imaginamos para alguien de esas edad y con esas características. Su relación con el descenso es tan real e inocente que resulta impactante. Es difícil no sentir impotencia.

Es difícil ver Requiem for a Dream, aunque entiendas la película, o inclusive si ya la viste. Cada iteración es un ataque directo a los sentidos. Si Aronofsky tenía como intención realizar un comercial anti drogas, no podía hacer algo más efectivo que esto. Temas como la soledad, la ambición, el dolor, son expuestos en una fábula que ataca directamente las sospechas que todos tenemos sobre esas sustancias prohibidas. Al final del túnel no estaremos muertos, y a veces ese no es el peor final. Es el que tienen cuatro personas completamente normales que un día buscaron escapatoria en algo que hoy se puede comprar fácilmente en cada esquina.

Calificación: ****

Un trailer

Leave a Reply