Crítica cine: Rocketman (2019)

Biografía/musical sobre la vida de Elton John durante sus años más extravagantes.

Dirigida por: Dexter Fletcher

Protagonizada por: Taron Egerton, Jamie Bell, Richard Madden, Bryce Dallas Howard, Steven Mackintosh, Gemma Jones, Tom Bennett, Kit Connor, Stephen Graham, Matthew Illesley, Ophelia Lovibond, Charlotte Sharland, Layton Williams, Bern Collaco, Ziad Abaza, Jamie Bacon, Kamil Lemieszewski, Israel Ruiz, Graham Fletcher-Cook.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Drama, musicales.

Duración: 121 minuto

Creo que todo el que se propone hacer una película y termina realizándola quiere hacer una película que la gente recuerde. Es un deseo general para cualquier cineasta que tiene una visión sobre algo que desea expresar. Si esto no fuera así, entonces fuera de la máquina hollywoodense que vomita películas, poco podríamos rescatar. Si a esta mezcla añadimos el ingrediente de un personaje único, icónico y con muchas historias para contar, el objetivo debería alcanzarse con relativa facilidad. Después de todo, se trata de personas que existieron, hicieron lo que hicieron, y sus vidas deberían merecer ser contadas.

Rocketman es una película que después de meses de haber sido estrenada, poco se recuerda. Su hype nunca existió y su poca presencia en la temporada de premios hizo pasar desapercibida su performance principal que sí, fue bastante buena, pero no destacó en el guion adornado y excedido de números musicales. ¿Taron Egerton se merecía más? Creo que sí. Pero repetir la misma historia en dos años consecutivos es más que difícil. Antes habíamos tenido a Freddie Mercury en los cines con Bohemian Rhapsody, la divisiva pero exitosa biografía de Queen y su frontman. Infinidad de premios ganó y este año le tocaba a Elton John y Rocketman. Hasta el mismo director eligieron (al menos en las últimas dos semanas de rodaje después de que Bryan Singer fuera execrado de la industria en pleno rodaje de Bohemian Rhapsody) para culminar un producto de personajes “similares”, pero con una falla muy marcada en las historias que se deciden contar. Rocketman podía redimir a esta parte de la industria que ahora filma biopics de cantantes de rock, pero prefiere quedarse en la comodidad de extravagancia en el show y poca sustancia en el contenido dramático.

No hace falta decir de qué va Rocketman. Todos conocemos a Elton John y el drama familiar que hasta hoy en día sigue invadiendo su cabeza. Su sexualidad cuestionada pero que sirvió para diseñar su personalidad y show son temas abordados en Rocketman, así como la amistad con el compañero que siempre escribió sus canciones. Pero mucho más que eso no existe. Y con esto se compone la biografía que hoy solo se recuerda por una puesta en escena de fantasía musical explosiva. ¿Con esto es suficiente? Sí. Rocketman contiene ese valor que el musical hoy en día no genera, y mucho de esto debemos atribuirlo al material de John, cuya carrera quizás no es tan atractiva como sus canciones.

No sabemos a quién le toca ahora. Dexter Fletcher está ocupado con un inspector famoso del que veremos ya su tercera película, por lo que quizás ya no es el elegido para el biopic de este año o del próximo. En todo caso, ojalá obtengamos otro tratamiento y no lo que podría sentirse como la tercera parte de una película que ya hemos visto antes con dos actuaciones colmadas de sed de Oscar, y con demasiado drama en sus expresiones. Ya vimos la caída del músico por las drogas y el HIV, ya vimos el musical. ¿Qué veremos ahora? Hay historias por ahí sueltas que merecen ser contadas, y quizás no son de cantantes. Podrían ser igual de interesantes. Solo hay que buscar.

Calificación: **1/2

Un trailer

Leave a Reply