Crítica cine: Star Wars: The Rise of Skywalker (2019)

El cierre de la franquicia está repleto de guiños, nostalgia y el regreso de un desalmado villano que creíamos que estaba muerto.

Dirigida por: J.J. Abrams.

Protagonizada por: Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Oscar Isaac, Kelly Marie Tran, Joonas Suotamo, Domhnall Gleeson, Ian McDiarmid, Carrie Fisher, Anthony Daniels, Keri Russell, Billie Lourd, Lupita Nyong’o, Billy Dee Williams, Naomi Ackie, Richard E. Grant, Dominic Monaghan, Freddie Prinze Jr., Greg Grunberg, Jimmy Vee, Denis Lawson, Richard Bremmer, Amir El-Masry, Dave Chapman, Harrison Ford, Mark Hamill, Nasser Memarzia, Simon Paisley Day, Brian Herring, Philicia Saunders, Lin-Manuel Miranda, Jodie Comer, Billy Howle, Warwick Davis, Cailey Fleming, Ann Firbank, John Williams.

País: Estados Unidos.

Género: Aventura, ciencia ficción.

Duración: 142 minutos.

Una de las cosas que nunca voy a terminar de entender es el fandom tóxico que se ha generado en la última década con el empoderamiento del fanático y la sensación de que alguien les debe algo. Algunos crecimos en una era en la que no había internet, los trailers se proyectaban en el cine y las expectativas se demostraban en las taquillas que explotaban. No había necesidad de escrutinio y las cosas se aceptaban como eran. Así vivíamos y así seguíamos adelante. Con fallas y aciertos. Ahora hay peticiones públicas para que una película se haga otra vez porque a cierto grupo no le gustó.

Desagradable.

El último caso de esta estúpida moda normalizada es el cierre de la franquicia más exitosa y duradera de todos los tiempos. Star Wars: The Rise of Skywalker no es una película maravillosa y tampoco tiene necesidad de serlo. Es un giro arriesgado y que hace lo posible para atar los cabos sueltos y para contar una historia mínimamente lógica que se ambienta en un universo de cambios, visiones y opiniones. ¿Cómo se puede pretender que la sensación general sea algo colectivo y positivo cuando ha pasado tanto tiempo desde que vimos a Luke Skywalker ver al horizonte y pensar en lo que iba a hacer?

The Rise of Skywalker es una respuesta firme y suficiente para la interrogante de un cierre en falso que se esperó por mucho tiempo. J.J. Abrams dirige a su manera la película más débil de la nueva trilogía, pero nunca suelta el mando para satisfacer a todos los que cuestionan esta nueva visión. En medio de la formación como Jedi de Rey, se desata una amenaza en forma del emperador Palpatine, quien ha “revivido” para ver renacer a los Sith y tomar poder de la galaxia. Toda la Resistencia se gira para enfrentar esta nueva amenaza que busca el aliado perfecto en Kylo Ren y su liderazgo inestable. Pero Rey buscará llegar primero a Palpatine para eliminar el peligro.

Estoy seguro de que hay errores en el resumen. Y omisiones por doquier. Pero como siempre, mi fuerte no es resumir una historia. Es guiarlos para que puedan disfrutar una nueva aventura en ese lejano sitio. Y The Rise of Skywalker es una acertada apuesta que sale bien para aquellos que no pretendemos mucho y vamos al cine a gritar y vitorear, a ser niños, a ser deslumbrados por el poder de naves gigantes y sables de luz. Abrams no pierde tiempo desarrollando de más personajes que no necesitan más deconstrucción. Rey es una pieza clave en un juego de centenares de personas. Pero también es una luchadora de principios pequeños, y tiene dudas respecto a las emociones que experimenta al tener nexos directos con el mal. Así como en la aventura manchada por los Ewoks, hay una remota posibilidad de que el lado Oscuro gane, pero Abrams no pierde tiempo. El conflicto acá es otro. Es uno menos místico y más humano. Más sacrificios y menos fantasía.

Nostálgica y alegre, The Rise of Skywalker no cierra para muchos y para otros representa almenos una lágrima con un suspiro por la emoción de que hasta acá llegó todo supuestamente. Sabemos que no es así. La Fuerza estará ahí siempre. Silente y de aparición fortuita.

Así que vayan y disfruten. No piensen en lo que algunos dicen y no se dejen llevar por ese grupo mínimo de personas que parecen jugar a desprestigiar un intento o una solución definitiva. The Rise of Skywalker es justo lo que tiene que ser en una era de relanzamientos, y secuelas. El cine y sus creadores no nos deben nada y nunca nos van a deber. Se trata de películas. Muestras artísticas que alguien diseña y ejecuta. No son deudas. Y si tanto quieren criticar lo que se hace, entonces que ellos hagan una secuela a su manera.

Calificación: ***

Un trailer

2 Replies to “Crítica cine: Star Wars: The Rise of Skywalker (2019)”

  1. No fue excelente, pero al menos le dio cierre a la mayoría de los temas abiertos que dejaron la 7 y la 8. Si bien tiene muchos guiños al regreso del Jedi, no me gustó o no entendí para que aparecieron los Ewoks! Tampoco me gustó que no digan que es lo que quería decirle Finn a Rey cuando estuvo al borde de la muerte y varias veces le preguntan al personaje que quizo decirle.
    Si me sorprendió la trascendencia que tuvo Leia a pesar de que la actriz falleció hace unos años.

Leave a Reply

%d bloggers like this: