Crítica cine: The Death of Dick Long (2019)

En una noche de fiesta, algo le ocurre a Dick y sus dos amigos saben qué. Cuando el mismo fallece, los secretos serán difíciles de ocultar.

Dirigida por: Daniel Scheinert.

Protagonizada por: Michael Abbott Jr., Virginia Newcomb, Andre Hyland, Sarah Baker, Jess Weixler, Poppy Cunningham, Roy Wood Jr., Sunita Mani, Janelle Cochrane.

País: Estados Unidos.

Género: Thriller, drama.

Duración: 100 minutos.

Los primeros diez minutos de The Death of Dick Long avecinan una película muy distinta de la que termina siendo este mini thriller de A24 que, desafortunadamente, poca gente conoce. Entre el misterio, y la posible comedia circunstancial del primer acto, es difícil tomar en serio la premisa. Sobre todo con la revelaciones absurdas que acompañan al desarrollo. Pero la realidad del asunto es The Death of Dick Long se confirma como la versión fatalista de una cultura que ya ha tenido suficientes adaptaciones, y nunca se toma en serio como el escenario de centenares de historias: el secretismo del redneck extremista. The Death of Dick Long inicia como una graciosa y desafortunada aventura. Pero definitivamente es un thriller pesimista que no encaja con finales felices y justos.

Inclusive siendo poco realista, es inevitable sentir el descenso a algo que no puede terminar bien. Claramente el centro y protagonismo de la historia recae en alguien que no es muy inteligente y sus decisiones son viscerales, desesperadas y muy emocionales. No entiende lo que le ha pasado. Pero no hay demasiada justificación para ello. De hecho no hay maldad en lo que acciona. Su ignorancia es potenciada por la absurda consecuencia de sus actos. Se trata de tres amigos que siempre hicieron algo y un día salió mal. Las fiestas en las noches son comunes y un primer acto mantiene en secreto lo que ellos realmente hacen en los momentos que solo comparten ellos tres. Cuando Dick termina en el hospital y fallece, una pareja de policías empiezan a descubrir el secreto que no solo está en la causa de muerte, sino en una terrible práctica. El secreto de Dick y sus amigos es horrible y nadie lo va a entender. Por esto, los “sobrevivientes” se encargarán de esconder todo lo que pueda condenarnos al escrutinio público y al posible asesinato de su amigo.

Dirigida por Daniel Scheinert, del colectivo famoso Daniels, The Death of Dick Long es una confirmación de que en Scheinert se aloja una carrera llena de virtuosismo y dedicación al cine distinto. Es un director con bastante experiencia en el rubro de los videos musicales, y con Swiss Army Man habíamos podido ver cómo el duo Daniels desarrollaba un rubro de lo extraño y fantástico pero enmarcado en crisis emocional. En The Death of Dick Long se decide jugar con un género de crimen e interrogantes que pueden resolverse pero sin brindar algo de justicia para sus personajes. Cuando el perdón podría solucionar el desastre emocional de su protagonista, la película prefiere servir a la tragedia y culparlo de un crimen que no cometió pero que definitivamente podía evitar.

The Death of Dick Long es de esas películas sin estrellas y explosiones dramáticas. La comedia negra es un elemento que no te hace reír, y definitivamente hay una amenaza silente en forma de enigma que coloca al humano en un plano bajísimo. Y lo peor es que se lo merece. La incógnita es increíble, trágica, y real. Estos sobrevivientes son culpables. Pero también son víctimas de sí mismos y de un sistema que había funcionado hasta ahora. El choque con la realidad de sus actos innombrables componen un thriller de pocas persecuciones, decisiones que darán risa y un crimen imperdonable.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Leave a Reply

%d bloggers like this: